viernes, 9 de enero de 2015

Necesito gritar pero sin odio alguno y no puedo


Intentarán ponerle puertas al mar...
pero es, y será tarea inútil.

Aún es tiempo de duelo.
Tengo a mi hijo hasta no sé ni cuándo por cuestiones de seguridad
en su Instituto y sin poder abrazarlo.
Ya escribiré.
Por el momento, 
sigo sin poder hacerlo
Y con una sola y única pregunta que me impide 
dormir...


                ¿Qué hicimos mal, con estos hijos que la República Francesa no supo amamantar de
                         libertad, igualdad, y fraternidad... ?
                           ¿Ni acariciarlos con esas alas que sólo esperaban rendirles justicia?



   


37 comentarios:

  1. Eva un fuerte abrazo para ti, que todo pase pronto y puedas tener a tu hijo contigo.
    Hay individuos que están tan llenos de odio, aunque hablen en nombre de una religión, que no entienden esas tres palabras: Libertad, Igualdad, Fraternidad.
    El enemigo es muy real.

    ResponderEliminar
  2. Yo también te mando un fuerte abrazo, Zarzamora.
    Seguro que tendrás prontito a tu hijo en casa.
    Mil abrazos, xiqueta.

    ResponderEliminar
  3. Suena a tópico, pero es la pura realidad. Las religiones y fanatismos es lo que trae, y deberían hacerlas desaparecer todas de la faz de la Tierra. Se está hablando mucho de la libertad de expresión, pero estas palabras para mucha gente están vacías, y carecen de sentido porque nunca las reconocerán como tal. También creo sinceramente y lo digo, que sabiendo lo pirada que esta mucha gente, por sus ideologías y sectarismos, esa viñeta no la tenían que haber publicado. Para muchos lo vemos normal, hablar claro y sin tapujos, y expresar lo que nos venga en gana sin que nos coarten la libertad, pero no todos lo ven así, y sólo basta con mirar las desgracias que han ocurrido. Te deseo mucha fuerza y ánimo, que todo vuelva a la normalidad, que estos episodios no se vuelvan repetir, y sobre todo que abraces muy pronto a tu hijo.

    Besos muy fuertes EVA.

    ResponderEliminar
  4. En esas preguntas que te haces, y que son las mismas que yo me hago, está el quid de la cuestión. Conozco Francia.Viví en París varios años y sé el especial racismo con los árabes, como daño colateral de la guerra de Argelia.Siempre han sido ciudadanos de segunda clase: "bougnoul", que el diccionario de lengua francesa define como "término injurioso y racista para nombrar a los árabes".
    La libertad de expresión debe tener unos límites allí donde se fomenta el odio y se abren heridas de imprevisible evolución.

    Por eso, después de lamentar la pérdida de vidas y condenar los actos de barbarie, deberíamos encontrar una respuesta a las preguntas que planteas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que ver con la guerra de Argelia..
      Nada que ver con ese racismo que en tantos años vividos nunca he sentido, y tú en tan pocos viviste.
      Todo inmigrante puede sentirse ciudadano de segunda clase...
      Ese victimismo del que tú hablas, es del que yo huyo...
      Yo lo tengo muy claro.

      Este domingo y sin miedo alguno, saldré a la calle...

      Y lo siento, pero no soy racista.

      Uds, ya verán como pueden seguir justificando tanta estupidez... sin justificación alguna.

      Eliminar
    2. Sin contar que no eran algerinos...
      Eran tunecinos.

      Eliminar
    3. Me expresé mal...
      Ya escribiré, lo que intuyes, no digo,
      y pienso.
      Un abrazo, siempre.

      Eliminar
  5. Te envío un abrazo muy fuerte, lo sucedido es terrible, yo como humorista gráfico me siento muy golpeado por todo esto, pero no me va a callar nadie, ni con fusiles ni con amenazas ni con tretas del tipo que sea.

    Lo dicho, espero que todo se solucione. Y grita, grita sin odio, pero grita, es importante desahogar.

    Por otro lado estoy muy de acuerdo con lo que apunta Fanny Sinrima.

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Espero que a estas horas de la tarde estés ya junto a tu hijo,eso es lo importante ahora.
    El fanatismo no entiende de madres ni de patrias,solo de odio.Por eso pienso que,sin menoscabar nunca la libertad de expresión,deberíamos tener cuidado para no dar a los fanáticos razones para que ese odio se convierta en actos sangrientos que solo traen dolor a los corazones de la gente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. un abrazo muy, muy, muy fuerte...
    las palabras ya saldrán cuando puedan, porque ya sabes que hay veces que las pobres no pueden ni salir...
    y otro abrazo...

    ResponderEliminar
  8. Qué fácil es...
    Darían risa si no dieran miedo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Espero que todo acabe pronto y bien y puedas abrazarlo a placer, nuestros hijos son trocitos de nosotras mismas, dolor de nuestro dolor, y muchas situaciones de esta vida, agravan las cosas mucho más.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  10. Hola preciosa,
    espero que estés bien y que ya estés junto a tu hijo.
    El dolor impide la salida de las palabras.
    Cuando puedas, cuando quieras, cuando lo sientas..... aquí estaremos.

    Una abrazo y una lluvia de besos Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya...
      Sí.
      Ya está en casa.
      Una pluja de petons.

      Eliminar
  11. Como me alegra que ya hayas abrazado a tu hijo Zarzamora, has tenido que pasar unas horas indecibles de horror. Lo lamento de verdad cielo.
    Mi opinión en este caso tiene a la religión como fuente de intolerancia e irracionalidad, en este y...en tantos otros.
    Cuando la libertad de expresión empieza a tener tan alto coste, la podredumbre es ya asfixiante.
    Respira y recibe este mi inmenso abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Bien dicho, Francia no es un buen ejemplo de integración.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es lo quería decir...
      Si no todo lo contrario.
      Ya mañana publicaré....
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Te he tenido presente desde el primer momento y te mando un beso compartiendo tu tranquilidad de tener a tu hijo contigo.

    ResponderEliminar
  14. Me alegro de saber que tu hijo está contigo. Te escribiré.

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  15. Te tuve presente en cada noticia que escuchaba o veía por TV.
    Me quedo tranquila sabiendo que tu hijo está con vos.
    Toda mi empatía y comprensión, Eva.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  16. Menos mal que ya estarás tranquila, todo ha terminado, al menos de momento, por ahora, como cualquier otra etapa de la vida, mañana, la abundancia de dioses dirán... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  17. No ando por los blogs, Eva, pero vengo a dejarte mi abrazo, no me alcanzan las palabras para describir tanto horror.
    Que pronto puedas abrazar a tu hijo, sé lo que se siente cuando no se puede hacer...

    Cuídate, abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Repito lo que escribí aquí ayer o antesdeayer. Los momentos de duelo, de estupefacción, son momentos de sentir el dolor, de expresar la rabia.

    También de alegrarnos de que haya acabado.

    Los análisis ya vendrán (o ya los recordaremos, porque estaban hechos).

    Besorris, mi querida Eva.

    ResponderEliminar
  19. No te tortures Eva, en todas partes hay desalados...ignoro si es falta de amamantamiento dulce pero con disciplina, como tratamos de educar a nuestros hijos propios, o si, sencillamente jamás ansiaron de esas alas con las que cobijarse...
    Lo cierto es que la mente es un vasto mundo en el que hay seres que se mueven buscando la basura humana hasta convertirla en un vertedero inmenso del que ya no se puede salir...
    Pero tú, tú...no te atormentes más.
    Besos y abrazos fuertes, fuertes.

    ResponderEliminar
  20. Pensaba en ti estos días. Date tiempo, ha debido ser muy duro estar ahí.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Todo el día me pase pensando en ti. Te mando un beso enorme y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  22. Me alegro mucho de que al final esté bien y se haya quedado en un susto (no corrieron la misma suerte otros inocentes del mundo).
    Tengo muchas ganas de leer todo lo que piensas sobre el tema, por lo que espero impaciente tu nueva publicación.
    ¿El mundo se está volviendo loco? Yo ya no entiendo nada, de verdad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Son momentos de impotencia y de rabia mi querida Eva.

    Abrazos y que todo vaya sosegándose.

    ResponderEliminar
  24. Momentos de angustia, rabia, impotencia...
    Las palabras se quedan cortas y huecas.

    Abrazo lleno de cariño

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva