domingo, 22 de marzo de 2015

DE PRIMAVERAS Y ALERGIAS



Ayer recordaba tu nombre, y va,  hoy sólo es después, es como las estaciones con su paso del tiempo.
Y con ellas navegan todas nuestras alergias que van acomodándose con la medicación a cada urticaria vital, es como las nuevas arrugas que ya ni contamos y desfilan juguetonas por nuestros rostros, y a las que les hacemos un pas de deux, o como los paraguas abandonados al sol ante el desafío de una recién e intempestiva tormenta que nos pillará una vez más desprevenidos, como cuando de pronto, un rayo de luz  va y se cuela y hace bailar de nuevo el polvo,  y sentimos que los recuerdos huelen a frasco de colonia vacío.
Hay instantes que traen momentos flotando en el aire, y que como, y con la falaz fragilidad de una pompa de jabón nos estallan en la punta de la nariz haciéndonos cosquillas, y es en ese preciso instante en el que soplamos un diente de león,  en el que hacemos volar un deseo recién estrenado y en el que, de paso,  nos aclimatamos a los arrebatos de la marea y del temporal que nos desafía sacándonos la lengua, y a las tormentas, y  aprendemos a vivir inviernos primaverales y primaveras que saben a otoños, y si además, el todo, nos pilla bailando entre el sol y la luna eclipsándonos ese instante fugaz que vislumbramos en el limbo de unas conjunciones que vuelan en los juegos de una regla de tres que no nos cuadra, apaga y vámonos, o razón de más para dejar de creer en lo que llaman destino, y sigamos labrando esos pasos que tal vez alimentarán nuevas ilusiones o nos hundirán en otra nonada.
Nos arrebataron la memoria,  y si bien la vida se ocupó de envolverla en alcanfor,  el olvido soy yo, y pese a todo, huele y huelo a ti: Primavera.
Y porque sé que estarás ahí, sin mí, sin ninguno de nosotros, y tal vez sola, y pese a todo, germinando en cada brote de ilusión y de esperanza. Como de  la misma manera que apenas si ya te siento, ya ansío el verano... y, el otoño, y el girar y girar, con todos los aromas que cuelgan las estaciones,  como racimos de uva, haciéndolas estallar en mi cuerpo.









22 comentarios:

  1. Muy original tu bienvenida a la primavera florida y alérgica, aunque este año ha venido acompañada de otros pajes.

    ResponderEliminar
  2. La primavera con sus alergias y urticarias me hacen añorar el invierno. Y tanto que falta.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ya ves lo locas que son las cosas a veces, tuvimos verano adelantado, ahora estamos oficialmente en Primavera y en realidad hemos vuelto al Invierno, con un frío del carajo, cielos con negros nubarrones y lluvia incesante, cualquier día llega la prima para quedarse, que esta vez, no será de riesgo, aunque lo corramos a cada instante de cegarnos con el eclipse que pasó y no pudimos ver porque las nubes no nos dejaron... :)
    Ya ves que todos los personajes de mi comentario, salen en tu entrada, aunque los haya que no salgan de dentro... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. En Guatemala te diré que no puedo distinguir la primavera, ni el otoño, ni el invierno. Nos llaman el país de la Eterna Primavera, pero con esto del cambio climático me parece que le podríamos llamar el país de la eterna época de calor y humedad que nos mantiene transpirando. Hoy se dice que empezó la primavera y no puedo decirte si es verdad o es mentira. Sólo se que el calor persiste.

    Lindo texto como nos tienes acostumbrados.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  5. Tantas alergias y cada agno mas arugas no impiden querer la nueva primavera...

    ResponderEliminar
  6. Sí que has hecho un lindo, preciso e inequívoco pas de deux con esta estación libre de ataduras, esta que viene y va a su libre albedrío mudándonos horizontes de sentimientos ante los que hay que arremangarse y sacar a flote o dejar hundirse a nuestro antojo, o, tal vez, en la creencia de hacerlo a nuestro antojo...
    Precioso escrito. Precioso de veras.
    Besos miles.

    ResponderEliminar
  7. Ya está, ya ha llegado. Pero nunca se queda más de tres meses. Luego se va, la pérfida. Y tarda un año en volver. Pero siempre vuelve como si no hubiera pasado nada. Y yo siempre la perdono.

    ResponderEliminar
  8. De momento aquí la tenemos, con un guiño-eclipse para empezar.... esto promete. Elecciones por un tubo, aires de cambio... Y parafraseando a Sabina, la primavera dura lo que tarda en llegar el verano.

    Bsss, leona primaveral

    ResponderEliminar
  9. Así se recibe la primavera. Con letras y estornudos.
    Me encanta y manera de expresarte. Ah! y los zapatos que nos regalas de cabecera.

    una lluvia de besos llenos de primavera.

    ResponderEliminar
  10. Ya esta aquí, una explosión de colorido pero también para los sufridos alérgicos; una cruz.

    Preciosa alegoría, a esta traidora,(...) pues siempre tiene que hacernos la puñeta de una forma u otra, pero se la quiere y se la recibe...

    Feliz domingo Eva : te dejo mi beso lunero;))

    ResponderEliminar
  11. Que bonito encontrar esta nueva primavera tan llena de color y con las melodías de estaciones pasadas como fondo...
    Ojalá aquí pudiéramos disfrutar un poquito más de la primavera, pero por desgracia apenas la sentimos, pasamos del frío gélido al calor asfixiante sin haber tenido ni tiempo de mudar las ropas de armario...

    Mis cariños mi linda Eva, siempre un deleite leerte y ver la belleza con la que escribes. ♥

    ResponderEliminar
  12. con todo de regulines regulanes, la priimavera es el tiempo de color sabor olor tersura y los sentidos, a tope.
    Pero aquí, ¡¡¡sigue sin despegar. Se resiste lo suyo!!!

    bs

    ResponderEliminar
  13. Eso es Eva, recibir la primavera con todo, llena de pasión
    besos

    ResponderEliminar
  14. Todo llega y todo pasa...y cuando algo queda y si ese algo es la embriaguez ahí si que nos ganamos el mayor!!!
    Besos mi Cantaora!!!

    ResponderEliminar
  15. ¡Cómo me gusta la primavera, Zarzamora!
    Salu2 primaverales.

    ResponderEliminar
  16. La primavera, que la muy jodida por aquí ha empezado emborrachándonos de agua.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  17. Reducir tu filigrana de letras con olor a orfebrería de ideas bordadas entre aromas, esencias vivencias de todas las estaciones internas, externas e intergaláctica a mero saludo primaveral me parece un atentando a la justicia e inteligencia que encierran y no sé si lo estoy consiguiendo cho las mías - seguro que no- pro intentando expresar seguramente con inmensa torpeza que será lo que sea lo que quieras decir, no importa... dices tanto y tan precioso que hasta si nos estuvieras insultando seguiría sonando de maravilla ... como la primavera llegará como siempre llega yes irá para dejar paso al verano como siempre hace pero ... jo! no me digas no es fantástico sentirla llegar cuando lo hace ;)) gracias por tus regalazos en palabras hacen cosquillas en la nariz de los ojos de rico que huelen.

    Que la primavera te llene de flores dentro EVA, sin estornudos de ningún tipo.

    Muaaaaaaaaaaaaaks! enorme, como tu talento.. además aquí, al contrario de lo que ocurre siempre y como excepción excepcional en el país, luce el sol ;))

    ResponderEliminar
  18. Ah! y tb meencanta tu enoorme sandalia florida.. genial tb!

    ResponderEliminar
  19. Me leo a carreras y me temo como te he escrito igual - a carrera tendida- muchas cosas han salido en arameo.. será la urticaria primaveral crónica que sufren mis neuronas, los siento.. salió así... sabes que es con todo el cariño y espero eso al menos si se entienda ;-) más besos bonita .. me voy corriendo a perseguir al sol:))

    ResponderEliminar
  20. Mi primavera está calada, alguien se ha dejado el grifo abierto....menos mal que tú le pones la magia ;)

    ResponderEliminar
  21. Ingeniosa :)

    A veces me resulta complicado dejar comentario porque me tocas la fibra. Haces que recuerde, que sienta, que huela...
    Así que, felicitarte y dejar que la primavera nos airee el alcanfor.

    Disfruta. Besos, miles...

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva