martes, 17 de marzo de 2015

DE VEZ EN CUANDO



De vez en cuando navegamos al límite, en una línea de fuga, cegada de pureza, 

y como buena profe de lenguas, paseo la mía por todos tus poros, alejada y asfixiada por tantas lenguas muertas, y veo el ilusionado vuelo de las mariposas, algunas literarias, y cobijo en mi seno las esperanzas de los que aún conservan la capacidad de un corazón aunque ande tuerto o cojo de un pie.
No estoy cansada, no, no es eso, en la palabra, cabe la posibilidad de meter en un estuche  lo que no quieres que se calcule, y en mi calculadora geométrica, los logaritmos sofocan su sed en una mirada limpia, y los heraldos de nubes negras, cabalgan por el alfabeto de las presuntas poesías que desde lo incomprensible, bajo el manto de un laberinto en el que oímos los pasos de un minotauro cansado, esperamos telas de araña, de Ariadna, bajo sus revoltijos de náufragos.
Inventamos miles de alfabetos, he visto a los de negro, con sus gafas tintadas y dando el perfil llamar a mi puerta en madrugadas sombrías, y digo silencio, y desmemoria, y golpes, y sonrisas, y miedo, y llantos que se cuajan en la entraña, y digo también cáncer, como el de mi boca cuando te beso, como digo iglesia, o como digo arrebato, o muerte que transita en mi mente, como cuando la pronuncio y todos giran la cabeza y me dan la espalda.
No, no estoy cansada, y digo puerta y rosario, y letanías que aborrezco, reproches de códigos mutuos que son verdugos de amores malnacidos o neonatos.
Y allá en la noche oscura, la del alma del poeta aborrecido, me cuelgo en la frase aquella de como decíamos ayer, y jugamos a disfrazarnos, a cubrirnos con un manto de hipocresía, a danzar con los muertos que ya no están y están, a las ideas de aquellas utopías, que caprichosas se tiñen de arrugas, al trueque de jugadas en jaque mate tapizadas de indiferencia, a quitarnos la coraza, a cubrirnos de calabobos esperando la tormenta fiera y salvaje que nos lave por dentro, o el fuego que queme cada una de nuestras verdades, a la luz verde, a la roja, al gris, hasta llegar al negro.
Y de ahí, soñar en verde…
Semáforo.
Podemos pasar.
La vida está ahí, lo cruel o lo estúpido o lo mágico, quien sabe.
Es que la muy puta, siempre estuvo, ha estado, y sigue estando y está ahí, como esperándonos a la vuelta de cada esquina por sorpresa, y sin darnos tregua alguna.


18 comentarios:

  1. Precioso texto, Zarcita.
    En gallego se dice "De cando en vez".

    ResponderEliminar
  2. ¡Ay la puta vida...! que difícil es vivirla sorteando los obstáculos que nos pone y no morir en el intento

    ResponderEliminar
  3. Es que segundos por día, la vida esta , más la otra que aún no es, anda cobrándose prendas. Va si tregua, placable.

    ResponderEliminar
  4. Ni idea de por donde van tus tiros mi querida EVA, pero como siempre tu urdimbre en letras fantástica! y como es verdad que cada loco con su tema y eso de intentar entenderlo sería cansadísimo mejor ni intentarlo, yo no al menos, no...me conformo con desear que de vez en cuando la vida te bese en los labios aun sabiendo que por la boca muere/vive el pez y que antes de que cuente 10 ... me equivocaría otra vez ( meencanta Fito y los Fitipaldis;-) , siempre que no dejes de regalar palabras preciosas porque siempre suenan bonito y este es un arte que pocos dominan sea lo que sea que quieras decir ;))

    Un beso grande EVA, en fallas supongo que aun extrañarás más Valencia, así que deseo que te huela a primavera y azahar ahí en París a cambio de no oler pólvora Muaaaaaaaaaks!

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que no estás cansada, porque como dice Serrat la vida puede sacar un conejo de la chistera y sorprendernos, así que lo mejor es seguir cada loco con su tema, yo no espero nada, pero si la sorpresa llega y es positiva aquí estoy con los brazos abiertos para disfrutarla, nunca hay que perder de vista que la vida tiene un final, como esas avenidas que cambian de nombre a lo largo de su discurso, "Avenida de la vida" para no demasiado lejos llamarse "Avenida de la muerte" disfrutemos el primer tramo a tope que cuando menos lo pensemos estamos en el segundo y sin darnos cuenta...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Sin palabras y emocionada y embargada de tus palabras y tu sentir.
    Así estoy yo, hoy, contigo.

    una lluvia de besos, preciosa Eva

    ResponderEliminar
  7. Wowwww me encantó :) Desde la profesora de lenguas hasta la noche oscura del alma, hasta los logaritmos con esa calculadora loca que es el corazón y el descodificador de la memoria... pero...¡la vida está ahí!


    Bsss

    ResponderEliminar
  8. Cuando la vida es puta o putísima la lengua tiende al negro, me refiero al color para evitar algún mal entendido o asociación pecaminosa o fraudulenta. Eeeeeeeeessso lo importante es no estar cansados y si eso se da pues a descansar que eso también es placentero ja ja ja.
    Besotes mi Cantaora!!!

    ResponderEliminar
  9. Eso decía mi padre "que puta es la vida", pero mientras vayamos capeando el temporal quiere decir que estamos coleando; bien, regular o mal pero seguimos hacía delante. Si tiramos la toalla, y nos cansamos, es cuando la muy puta vida nos come.

    Besos EVA; dentro de un rato me voy a Valencia a dar una vuelta.

    ResponderEliminar
  10. No nos queda otra que seguir avanzando incluso siendo cangrejo

    ResponderEliminar
  11. La vida sea como sea te deja de todo y también lo bello.

    A mi me gusta mucho, aunque han habido momentos terribles como en todos...pero me gusta lo suficiente. Tu texto magnífico, como siempre. Para pensar y meditar.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  12. Me gusta, Zarzamaora, esa "calculadora geométrica", que nos permite multiplicar espacios, dividir infinitos, restar lejanías, sumar jardines, hallar la raíz cuadrada de ese rosal que se plantó y que nos brinda pétalos curativos.
    Salu2 espaciosos.
    Bona mascletà, xiqueta!

    ResponderEliminar
  13. Me encanta esa forma de escribir. Yo no se escribir tan lindo pero si leer lo lindo que escribes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. La vida es así, tiene mucho de todo, y mucho de puta también.

    Gracias, Eva, por el vídeo que me has regalado, que lo acabo de escuchar ahora, y aunque no me guste cómo canta Chavela, sí siempre fue mi ídolo Miguel Bosé, así que parece que sabes mis gustos jajaaj, ahora mismito lo cuelgo en la entrada, graciasssssssssssssssssssss por tu regalo. Muacksssss.

    ResponderEliminar
  15. Eso se llama vivir!!!
    muy intenso lo que has escrito, como siempre.
    besos

    ResponderEliminar
  16. Está, no tiene paz, no nos da respiro, nos pisa los talones, en la nuca su aliento, corramos... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Y nadie está preparado para la vida, pero con chubasquero o con biquini hay que seguir avanzando, a donde llegaremos? Mejor ni saberlo...Mejor que nos vuelva a pillar de sorpresa todo aquello que está predestinado para nosotros...
    Que a estas alturas seguro le tocamos las palmas y hasta nos atrevemos a cantar una saeta a ritmo de sevillana.

    Muy profundo mi querida Eva...
    Mis cariños ♥

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva