lunes, 9 de marzo de 2015

VIEJO LATIDO
















Saliendo del metro un rayo de luz acostó la tarde.

Un aullido de sombras se abrazó a aquel  gato que maullaba bajo las farolas que empezaban a iluminar la gran avenida.
Sé, creía que sabías que en aquel último abrazo el recuerdo se colgó de nuestras manos en uno de esos instantes cuya efímera eternidad no sabe de retornos.
Y te pienso bajo este segundo mientras me voy diluyendo entre el humo de los tubos de escape que  envuelven tus cicatrices y mis esquirlas.
El invierno bosteza en mis manos, y por las grietas del olvido, se filtra un viejo latido, que rozando el lado oscuro de mi corazón, aleja tus miedos y mis dudas, y empieza a deambular trémulo por el vagón de un posible que un día, di y dimos ya por perdido.


32 comentarios:

  1. Ni sé lo que decirte querida EVA, porque tus palabras me encandilan y enamoran.

    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  2. No importa que parezca que los latidos son viejos, nunca lo son, impulsan a no dar por perdidos los sentimientos, aunque solo sean aquellos sentimientos...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Quien cuida a los gatos, es un ser adorable

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS EVA, Y SABES QUE TE LO AGRADEZCO DE CORAZÓN.

    MÁS BESOS HERMOSA.

    ResponderEliminar
  5. Qué bello y melancólico lo que escribiste, tu alma respira poesía, Zarza.
    Besotes luneros, que son casi marcianos o marteros...

    ResponderEliminar
  6. Tus letras me atrapan y me dejan sin respiración.

    una lluvia de besos, encantadora Eva

    ResponderEliminar
  7. Nunca está todo perdido. Se pierde cuando uno o los dos deciden perderlo.

    ¡No te pongas melancólica; si vuelve el latido es que solo fue un paréntesis!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hechizan tus letras, cada palabra, cada punto, cada coma...
    Y cuando tu has llegado al final la mente de quién te lee sigue imaginando, soñando...
    Mis siempre cariños mi linda Eva ♥

    ResponderEliminar
  9. El posible si lo quieres nunca será imposible.

    Besote

    ResponderEliminar
  10. No hay latidos viejos, cuando se sienten tan vivos...

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. El adiós a veces raspa, pero saber seguir adelante y no volver la vista atrás es algo que no tiene precio, ni comparación.


    Saludos Enfermos.

    ResponderEliminar
  12. Hay que sobrevivan tiempos con el recuerdo de un viejo latido...

    ResponderEliminar
  13. París se hace mágico en tus palabras (hasta en el metro..que ya es decir)
    El invierno se hace primavera en tus manos y en tus latidos.


    Bss

    ResponderEliminar
  14. suspiro al leerte, y al volver a leerte cada día.
    un beso

    ResponderEliminar
  15. El invierno se va y llega la primavera: es eso.

    ResponderEliminar
  16. Menos mal que al invierno le quedan cuatro horas.
    Disfruta de la primavera, Zarzamora.
    Salu2 primaverales.

    ResponderEliminar
  17. Un retrato exacto de lo que siento y vivo ahora
    La canción; un trocito de dolor hecho arte...

    Gracias.

    ResponderEliminar
  18. Zarcita querida, tú siempre tú, solo tú, tus imposibles… (los míos) esa efímera eternidad, que a veces si sabe de retornos aunque parezca que se vaya filtrando suavemente por las grietas ardientes del olvido.
    Pero si el corazón siente el latido… no ha llegado el olvido.
    Me encantan tus letras, y lo sabes.

    Besicos mi preciosa.

    ResponderEliminar
  19. Casi nunca in día, justamente 'aquel', se da por perdido. Al menos se eterniza como recuerdo.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Hola Eva , mientras hay latido hay esperanza... No hay 2 sin 3 , anda prueba suerte otra vez , te deseo una feliz noche ... Besitos de flor.
    Pd., Estas muy guapa , detras de esa camara de fotos.
    Por si no te lo he dicho , tu entrada de hoy es muy nostalgica y bonita.

    ResponderEliminar
  21. Elaborada metáfora urbana versificando un momento imborrable. Cuando las pasiones quedan en la memoria del corazón cualquier eco o traza nos retorna a la vida. Una canción interpretada con profundas vibraciones del sentimiento.
    Me quedé preocupado por el gato.

    Besotes Mi Cantaora!!!

    ResponderEliminar
  22. El invierno se desliza alejándose despacio, de puntillas se acerca la primavera como tus palabras ( que están llenas de ella EVA) y con ellas brota esa esperanza que aun aletargada por el frío permanece dentro de las plantas y de los corazones aunque lo neguemos cien mil veces mil...y por eso seguro que un posible día, siempre es posible.

    En esta vida absurda, todo es tan posible en su imposibilidad como en su posibilidad ¿por qué no? .. es bellísimo lo que escribes. Un beso enorme y lleno de primavera para ti, preciosa.

    ResponderEliminar
  23. Es como cuando un libro que necesitabas leer como asunto de vida o muerte, pero no encontraste durante años, y olvidaste, "aparece" en el lugar más insospechado. ¿De verdad que alguna vez quise leerlo?

    ResponderEliminar
  24. Lo perdido se abraza a la memoria y nos muere en un segundo. Es como un maullido entre la vorágine del recuerdo...
    Magnífica tú y magnífica Rozalén.
    Besos miles.

    ResponderEliminar
  25. Los viejos latidos siempre vuelven pisando fuerte, con sus caídas en picado. Los recuerdas, y parece como si jamás hubiese existido el dolor, ni la ausencia.
    Maravilloso, Eva.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  26. Esos latidos viejos golpean fuerte, aunque se diluyan entre dióxido de carbono.
    Una vez más, tu elegancia y talento me toca la fibra.

    Querida, ando fatal de tiempo, pero ahora me tomo un descansito y me pongo al día. Te leo y disfruto.

    Besos enormes

    ResponderEliminar
  27. Pura poesía.
    Bravo, Eva.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. "Saliendo del metro un rayo de luz acostó la tarde"

    Esa imagen me parece ¡tan poética! Y el texto está cargado de figuras poéticas.

    "Un aullido de sombras se abrazó a aquel gato..." Precioso texto.

    Te dejo un gran beso querida Eva.

    ResponderEliminar
  29. En una fracción de segundo se agolpan recuerdos que te pueden alegrar el día o fastidiarlo; todo hay que decirlo...

    Te dejo dos besos luneros uno atrasado y otro adelantado:)

    Que pases un feliz finde Eva.

    ResponderEliminar
  30. Besukis niña, descubrí a Rozalén cuando se llamaba Maria y me encandiló con su tema "Las hadas existen" casi que regalaba los CDs y desde entonces soy su fan y de paso todos mis amigos y familia, tengo buen ojo para el arte y creo que tu tienes arte a espuertas, escribes con el corazón y eso se nota.

    ResponderEliminar
  31. Para mí los latidos llegan con el olor. Las flores de azahar que inundan las calles y ese sol que te calienta y hace olvidar el frío invierno. Una maravilla de estaciones que se suceden.
    Hermosas palabras, Eva. Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva