martes, 28 de abril de 2015

CARIÑO MÍO (2)



Que sí, cariño mío, que lo que tú me pidas, que hasta te levanto el asfalto para que salgan mariposas.
Que ya no llueve, y el sol nos brilla por soleares y que yo pongo las palmas.

Que de mi sangre de horchata, cuando tú me miras, podrías lacrar todas las cartas de amor del universo entero. Que de un beso vuelan golondrinas, y el mar acurrucadito en tu ombligo, si lo destapo, nos mece en orgasmos cósmicos. Y ¿para qué necesitamos lunas y estrellas ni firmamentos si en la tierra tenemos el chispazo asegurado cada vez que llueve y me acaricias?
Que sí, que igual te digo hasta que sí, que lo que tú me pidas, pero sólo hoy, mañana ya veremos, que las abejas dicen que ya no darán más miel, y Marte está contaminado y en la luna ya no cabe más gente.
Que los jilgueros amarillos han vuelto a la jaula, que los terremotos han movido los cimientos, que tu siembra de girasoles ha puesto celoso a Van Gogh, y que Schuberth y Bach se están besando para darnos un concierto en un campo de amapolas.
Saltemos la valla, y sujétame con los tirantes de Chaplin, y sonríamos mudos hasta que baje el telón.
Que es primavera cariño mío, y el guardián de nuestra locura sigue entre el centeno, que sale el sol y ya no llueve, o llueve y qué más da, que los cristales de la madrugada se esconden entre los visillos de la Martin Gaite este atardecer sin dueño, esperando que tendamos nuestras sábanas al sol de poniente.
Que sin palabras nos entendemos, que tus silencios son madrugás, y la noche una de zombies si no me dices te quiero.
Que cuando me dices, nena, no te me pongas disfraces, que al natural y sin maquillaje que se rían los diamantes, que te vendería una hojita de romero ante la Catedral de Sevilla, zalamero.

Que sí, que estamos cuerdos, que las palomas aún son blancas, y las perdices están jugando al corro de la patata mientras Tarantino nos prepara una comedia musical con un The-end feliz.
Y que las codornices ya están celosas, y se dispara el champagne burbujeándonos chispitas en los ojos con todas las nubes del planeta juntas y abrazadas bailando un vals.
Que hoy estoy contigo, cariño mío, y que cuando no esté, no hace falta que me busques, ni hace falta que te bese, ni que te sueñe, que dime con quien sueñas y te diré con quien no te acuestas, y tú aquí, cariño mío, a mi vera, sin colchones Flex, expirando e inspirando mis lunares y yo bebiéndome tu sed, que hasta nos sobran los sentidos, que con uno o dos nos basta, y que el aroma del azahar y los jazmines nos llenen de naranjos los almendros mientras  los canguros alborozados siguen saltando de gozo en Australia .
Que no sé si te diré que sí, pero abrázame y bailemos, que esta noche hasta te dejaré que me pises los pies, y que me beses hasta que tú quieras.

Y luego yo, hasta haré la ola mientras te pinto este unicornio del color que tú me pidas.




10 comentarios:

  1. Que bonito las cosas que cuentas querida EVA, así cariños nunca te faltarán. Ya veo que la primavera te entra a tope, y me alegro. Ya dirás como van esas defensas, si estás mejor o qué. Muy bueno " El Arrebato", me encanta. Por cierto vuélvelo a publicar porque la entrada no se ha quedado reflejada como tal. A mí también me pasa a veces.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé Rafeta, blogger no me publica las entradas, ya lleva un mes así.
      No sé el porqué, pero tarda días en publicarlas o no las publica.
      Y creo que voy a dejar blogger y el blog, si no se arregla esto, porque me aburre ya el temita.
      Gracias.

      Eliminar
  2. A mi el unicornio me gustaría todo rosa y el cuerno blanco... :)
    Yo creo que los saltos los dan porque son canguros, nada mas...jajaja
    Por lo demás, de acuerdo, que es Primavera :)
    Salud y besos

    ResponderEliminar
  3. Se nos mueren las abejas y tantas otras cosas; contaminamos el universo, pero llegamos a la casa de Zarza y vemos otra primavera, que no sabe de alegias, vientos y chubascos.
    Gracias, Eva, por este hermoso texto poético.
    Besos dobles... o cuádruples.

    ResponderEliminar
  4. Parecería el paisaje de un sueño precioso, los pincelazos de dos que se hacen a sí mismos... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un bello relato onírico.

    Me alegra verte tan feliz.

    Un gran beso amiga querida.

    ResponderEliminar
  6. ¡ Cuanto me gusta leerte ! El unicornio precioso. Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  7. Me gustan los unicornios, aunque soy más de dragones.
    Salu2 forestales, Madreselva

    ResponderEliminar
  8. Ni firmamento, ni estrellas, ni luna.
    Unicornios pintados a mano, pura artesanía del cuore ;)

    Cuerdos. Muy cuerdos.
    Los que no ven perdices jugando al corro de la patata son los locos.

    Un beso enorme, querida Eva

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva