viernes, 22 de mayo de 2015

LIBRE (2)

Hoy le dio por buscar lágrimas en su mesita de noche. Escarba entre la ropa interior, revolviéndolo todo, y con ello, el reloj, los preservativos, las viejas agendas, los cuadernitos… y las encuentra.  Es que no le brotaban ya en los ojos y necesitaba saber qué terminaría antes, si el universo con todos sus mundos, o el tiempo dejando en pelotas a todas sus saetas.



Y luego ya cayó la noche, y por la autopista de la vida, nos fue ya deteniendo algún peaje,  y seguimos esa línea discontinua que nos marcan las venas, o le dimos al acelerador siguiendo por otra línea pero ya cada vez más continua.
Al abrir los ojos y despertar, todo estaba sucio, como si la rutina con su desparpajo se hubiese divertido a no pasarle el plumero a la pelusa acumulada en tardes de primavera mordiendo el polvo de los dientes de león.

Maldito Karma dijiste, cuando al besarte te decía con un gesto de la mano izquierda, moviendo la mano en forma de caracolillo, que en otra vida nos veríamos.

-   ¿No habrá otra vida, verdad?- preguntaste con un mohín de incertidumbre.
-   No lo sé, - respondí- eres tú quien crees en estas cosas, alma de luz…




Caminando bajo este sol que juega al quita y pon como la montaña rusa de las emociones,  veo el mantel puesto en aquella mesa en la que nos comimos las perdices de manera precoz en el érase una vez y con pimiento colorín colorao, con una salsa en escabeche, y  claro, se nos quedó la felicidad a medias y por terminar,  y no logramos cumplir esas promesas, aunque como la mayoría, las nuestras también se parecían a las  de un domingo por la tarde para un lunes o a las de un uno de enero y con resaca.

¿Amanecerá de nuevo? - me pregunto.  Sí,  - me contesto. Pero hace siglos que no por eso ya me levanto más temprano.

Y es que el Mar, cuando lo miro, sigue en su sitio.
La culpa es de cada ola, que sigue revolcándonos, en cada una y todas sus resacas sin fin.








P.S. Sigo igual. Queriendo, pero es que como ya os dije, no llego ... Estos putos huesos, me están matando.


14 comentarios:

  1. Pues mira que jugoso te ha quedado para estar tan jodida. Vamos a tener que hacer algo con los putos huesos, aunque sea un caldo, Pero me parece que ni para eso nos sirven. Se ve que muchos ya salimos con defecto de fabricación. Yo como se me desabrochen los zapatos la paso putas para agacharme, de desgaste y artrosis que tengo. Y del cuello y los brazos para que te cuento. Y yo al lado de mi mujer soy capitán general. La parienta cuando se levanta por las mañanas, hasta que no pasan al menos dos horas no se puede mover. Mal arreglo tienen los huesos, una vez que se escacharran. En fin querida EVA, que te puedo decir, tomátelo con calma y que mejores. Prueba con buena cosa de carajillos lo mismo mejoras al ponerte alegre, ya que las pastillas no hacen una mierda.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  2. Despacito, date tu tiempo y con esta primavera que esta como una regadera.Que lo mismo llueve,que graniza,que se mete un viento que te arranca la piel a tiras y de golpe y porrazo un calor a 40 que te fundes como el alquitrán.

    Tiempo , date tu tiempo y cuando mejoren los tiempos volverás a resurgir como esos genarios reventones mi querida EVA.

    Un beso por sufrida y te dejo el lunero por adelantado:))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leed el texto...

      Ya, con eso, este cuerpo, va y hasta sus huesos le bailan.

      Otro, sin andar de sufrida, e intentando ni reventar...
      Pasito a pasito... no más.

      Bss, Bertha.

      Eliminar
  3. Hola, Zarzamora.
    ¡Pero cómo no van a dolerte los huesos con ese oleaje tan furioso!
    Eres valiente si lo resistes. ¡¡Ánimo que, de verdad, "amanecerá de nuevo"!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Leche qué bien escribes! y como me llegas por por verme reflejada en tus palabras.
    Te he leído y releído y cada vez saboreo mejor tus palabras.. No te preocupes por nada, sólo escribe ,es tu medicina y creo que la mía también.
    Besos pàra tus huesos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Zarzamora , no sabes lo mal que lo pasó sabiendo que estas mala de los huesos .... sí te sirve de consuelo yo tengo un poco de aciatica en la pierna izquierda y la verdad es que me pongo que rabio de dolor , espero que te mejores pronto de tú dolor de huesos .
    Yen deseo un feliz fin de semana , besos de flor .

    ResponderEliminar
  6. Menuda putada si hubiera que vivir otra vida, demasiado cansino...
    Quita, quita, con una bien vivida ya es mas que suficiente, no desesperes que los pinreles se te arreglarán, te volverás a calzar unos taconazos, cantarás con pasión como solo sabes hacerlo tu y seguirás rompiendo corazones por doquier, como siempre, esos son al menos mis deseos para ti, con algunas cosas en sentido figurado, claro, las que tu quieras... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Cuántos sufrimientos meditados, para escribir un texto claro y bueno.

    Mejórate, Lucecita.

    ResponderEliminar
  8. Vamos a tener una vida y lo más plena que se pueda

    ResponderEliminar
  9. Hermosa, cuánta catarsis me pareció percibir en tu texto, siempre poético y hurgando bajo lo que no es convencional.
    Gracias por dejarme tantos comentarios, estoy atrasada y trato de ponerme al día.
    Espero te cuides y que el ánimo no decaiga.
    Un abrazo enorme y largo para que cruce el oceáno, Eva querida.

    ResponderEliminar
  10. Como siempre un texto brillante, que encierra una realidad convertida en prosa. Espero de todo corazón que pronto podamos leer otra prosa igual de brillante con una linda respuesta para esa realidad de dolor.

    P.D.
    Hace rato entré a tu espacio pero leo y vuelvo a leer tu texto para poder intentar hacer un comentario a la altura.

    Espero saber pronto que ya estás bien, es mi mejor deseo.

    ResponderEliminar
  11. Hola preciosa, me sumerjo en tus letras y te dejo una lluvia de besos.
    Espero que estés mejor, guapísima.

    una lluvia de besos

    ResponderEliminar
  12. Encierra tanto este texto...
    Me dejaste pensando en eso de que los amantes creen que basta quererse.
    Ahí empieza el declive.
    Quererse y seguir queriéndose en la experiencia de la vida.

    Querida mía, no te preocupes. Escribe, que aunque llego cuando llego, me haces bien :)

    Besos!!!

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva