viernes, 26 de junio de 2015

Y NOS COGiÓ LA TORMENTA



Mis manos se rebelan, no dan una, ni dos, ni tres:  ¡Pollito inglés!.

Tocan el muro, se dan la vuelta, y sonríen, se aplauden, sirven de caricia, se arrancan por soleares, y una golondrina vuela ya buscando su próximo otoño cuando apenas el verano le está hipotecando las pecas.
Mis manos vuelan, son pájaros, pero no, pájaros no son, son  más bien alas, que caen en picado, o que empeñan un plumón libre en cada extremidad del cuerpo que va,  y  te acaricie el alma, los besos, la vida.
Mis manos vuelan, son pájaros, y eso que dicen que la gente rota no llora, carece de corazón, de coraza, y hasta de manos. 
Y es que será que la gente rota, va y sólo vuela, se limita a volar. 
Dicen los expertos en ornitología que hasta sonríe,  (la gente rota) y que se rehace o manda fabricar una nueva coraza, de acero, de hierro, de óxido, pero coraza al fin y al cabo, y que una vez ideado su artilugio ( avión, avioneta, parapento, globo, helicóptero, etc... ) que hasta con sus brazos puede volar.
La gente rota, dicen que dibuja con sus manos miles de pájaros en un muro, para que, en cada lamento, ya sea propio o ajeno, vengan a dejarle, escrito y en un papelito mil veces plegado, esos deseos en una de sus grietas abiertas de por siempre, aun sabiendo, que en cada una de ellas, sangra un Dios menor, incapaz de hacer volar nuestras quimeras de golpe y de un solo plumazo.
Y sin embargo, la gente rota vuela.
Yo soy una de ellas, y las he visto, y me he visto volar, sonriendo entre las olas de mil mares cubiertos de esas tantas olas ajadas y ensordecidas,  que ciertas caracolas en su eco deforme, va y llaman certezas.
¿Certezas?, -desde ese día que te vi a ti, en uno de mis sueños, mientras dormía, y eras tú Anakyn Skywalker ( más tarde y siempre en mis sueños... Dark Wador) ,  pero ya con un violín,  y con esas alas robadas a tus manos, tras la sombra, sorteando los tejados- volaron todas.

P.S. Os dejo con Fito, pero con su voz cantando por mí y la gente rota, moviendo los pies y en femenino.
;)

Y gracias, por todo, a toda la gente, a esa gente que sigue entera.





19 comentarios:

  1. Me has dejado roto y anonadado, palabreja que usaba mucho Sara Montiel. Me encanta Fito. Cuídate querida EVA.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Creo que no hay en el mundo un adulto que no esté roto, quizá los niños (con algunas excepciones) están completos.

    Y es que buscamos la tristeza cuando existe la alegría. tristeza y alegría caminan de la mano cuando la alegría suelta a tristeza se descansa un poco.

    Pero la tristeza también es necesaria para equilibrar.


    Creo que todos estamos rotos de alguna manera.

    Un beso Evita.

    ResponderEliminar
  3. "yo no sé de pájaros" que diría la pizarnik (ni "conozco la historia del fuego"), pero sé de roturas varias, y tu post me ha encantado...
    muchos besos!!

    ResponderEliminar
  4. Pues claro que la gente rota vuela. Y con esa fractura sobre nuestras cabezas, el mundo es más humano.
    Muy bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Ya quisiera la gente no rota estar tan entera como tú.
    ¡Vuela querida Eva, vuela!

    ResponderEliminar
  6. Como estamos rotos es más fácil volar, cada fragmento nuestro se vuelve liviano, el aire circula entre las partes, flotamos y nos sentimos pájaros.
    Zarza, guapa, un abrazo medio roto, con brazos ingobernables, que el viento separa.

    ResponderEliminar
  7. Gente rota, o entera, que mas da, gente al fin y al cavo, rompiéndose, reparándose, cayendo y levantándose, siguiendo el camino de la vida a trancas y barrancas, hasta el fin...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mas Dark Vador tocando violin que kalachnikov...

    ResponderEliminar
  9. Moviendo los pies, nada más fáciupara mi que mover los pies sin ton ni son femeninamente (poquito nomás).


    La sombra en la pared se parece mucho a SabinaCuca parada en mi mano.

    Besos (escribes con el alma).

    ResponderEliminar
  10. Somos frágiles, nos podemos romper con facilidad:esta es, una, cara pero también podemos con esos pedazos aunque esten mal unidos elevarnos a los altares.Y es que; el que no haya conocido el sufrimiento en más o menos grado no es un ser humano...Eso es lo que nos hace ser conscientes de que la vida hay que bebérsela a sorbos.

    Esas alas que son tus manos saben muy bien donde tienen que depositar cada letra, muchas gracias y que conste que yo me he reido bastante con eso de"pollito inglés..."

    Un beso enorme feliz finde Eva.

    ResponderEliminar
  11. Estar roto no significa ser una piedra.
    Y tanto... querida Eva.

    Como canta Manolo García: hago pájaros de barro y los echo a volar.

    Besos, querida rebelde

    ResponderEliminar
  12. Todos estamos llenos de agujeros (el poeta decía "estoy más agujero cada día"). Y de zurcidos.

    ResponderEliminar
  13. ¿De qué son las cicatrices que todos tenemos -sean visibles o no-, sino de las roturas que sufrimos a lo largo de la vida?
    Pero no nos impiden seguir volando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Tus manos son alas cuando escribes, cuando acaricias, cuando bailas... ¡vuela en nuestros muros y en nuestras almas!


    Bss, leona voladora

    ResponderEliminar
  15. dan ganas hasta de ser (tb) una más de entre esas gentes rotas...siquiera por gozar de este vuelco sublime al vuelo con que nos deleitas.
    maravilla, el post. En serio

    besos

    ResponderEliminar
  16. Yo te acompaño tanto en los momentos rotos como en los enteros porque lo importante es tener a alguien con quién compartirlos.
    Un placer estar aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. La gente rotam, paradójicamente, tiene mucha fuerza.
    Salu2, Zarzamora.

    ResponderEliminar
  18. Hermosa rota de corazón completo...

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva