martes, 6 de octubre de 2015

LA VIDA TE DA y ... AY, DIOS!!

O-QU-EDADES

Bajo una alharaca de palabras, que se llevará la lluvia, como lágrimas en el tiempo,  añadiendo a Kübler-Ross.
Acabo de llegar como una sopa, me encanta mojarme, (cualquier día me parte el rayo) sólo que ahora me lo tienen prohibido, no puedo ni cogerme un resfrío,  y ya ves, soy una cretina porque no le hice nunca a nadie ni caso inclusive poniendo en riesgo mi propia vida como en Palestina, en Túnez, en México y en… la lista es larga.



Primeramente y tanto dentro como fuera, todo está basado en uno/a. Hasta el amor (que no es más que una trola más, perdón si estoy hiriendo sensibilidades). Yo te quiero hasta que dejes de quererme. Cuando dejas de quererme, o me dueles, el otro ya no importa, sólo importa el yo, el ombliguismo, el ego maltrecho y abandonado, el otro es una excusa para soportar el dolor y enviarle remitentemente nuestra/mi frustración con órdenes  como ésta: “Tú mismo/a!!!”.

La sangre está donde hay vida, y aunque alterada, es roja, y brillante, y escandalosamente apasionada, es llamativa, tanto que asusta, que hace temblar hasta la carne más trémula. La sangre ejerce ese innato poder de envolvernos, y es que va y nacemos  ya con ella en la piel, resbalándonos, corriéndonos por las venas y atados a un cordón que nos cortan y nos ata a nuestro propio ombligo, de ahí al ego… un paso.
El yo, individuo aislado e independiente al nacer, y tan necesitado de todo y dependiente al mismo tiempo, de leche, de cuidados, de aprendizajes constantes. Y es que somos eso, sin más. No le busquemos más dioses a los cuatro gatos que somos.

Y es que hoy me llama la sangre, esa vida que cuando me duele una articulación se rebela y pide besos, aire, fuego, agua, pies anclados a la tierra,  los cuatro elementos que resucitan, que recomponen puzzles, y el amor, y los mil perdones, y algún Judas, sí, hasta un Judas, que si me muriese hoy me quedaría con las ganas de mirarte un día a los ojos, y besarte con las pestañas, o de dejarme un buen sabor de boca para el final, o el de abrazar a quien le toque y besarlo como Ilsa lo hizo con Rick oyéndote decir que siempre nos quedará París,  comerme esa manzana que lleve el fruto de todos los pecados en una habitación que lleve por número un 69, y reírme perdonando de una vez por todas y de una y con un amén todo lo que haya que perdonar (propio y ajeno) saltar por los tejados, andar de puntillas por las barandillas del Pont des Arts,  besar a todos  los mendigos del planeta, compartir besos y vasos de tequila con los indigentes y todos los inmigrantes, bailar un swing, un twist, o una de esas lentas pegadita a una mejilla sonrojada que como la mía, pide que bailemos pegados, si no no sería ni bailar,  y el todo bajo la voz tenebrosa de  Sergio Dalma (sintiéndonos horteras a más no poder) o bajo un pasodoble (como dos tontoelhaba), o un rap alucinante bajo las pintadas alucinantes de Basquiat mientras suena una de Soprano, o una rumbita catalana mientras el Gato nos lame la puntita de los pies bajo una Luna Brava, barco cielo y olas, y todos gitanitos y morenos (aunque va y sea mentirita de la buena)  y mientras la bola de diamantes gire y gire ante el polvo estelar de la sencillez de sentirse vivos, como en aquellos 70, y su legado cunero cuando Joplin moría, y nosotros apenas aprendíamos a decir yeahhh call me baby. Intentar no romper la magia (que escasea y es muy cara). Que con la vida hay que ponerse chulo/a y reclamarle, reivindicarle y exigirle cada día un beso, una sorpresa con confeti y champán del bueno, una cajita de música con su bailarina incluida, un amante de los de antes y el de ahora, un paseo por el dobladillo de una falda con los dedos nerviosos del quinceañero, o la huella de un carmín casi insultante en el cuello de una camisa de caballero recién estrenada, una guirnalda en el pelo, un flequillo punk, un pendiente en el ombligo, mi tatuaje de alas libres donde sólo tú sabes ;), despojada de mediocres, de necios, chorlitos y zafios (que para eso ya estoy yo solita, y me sobro y me valgo) y pintarla con seres que valgan el minuto de este tiempo que estamos perdiendo, y salir a buscarla, que no llegan solas las cosas, que esto de vivir no es llegar y besar el santo, que todo lleva su tiempo, pero que ese tiempo hay que vivirlo y ya, sin demoras (y soy cada vez más consciente) como si fuese el último, y no es que me crea especial, pero sí, y rodeada de gente especial, con la que ya sólo comparto mi mismo ADN tras haberle pegado una buena barrida.
Que sí, personas, que hay que devorar, ser un ogro con la vida, y dejarse de cuentos, que en esta verbena, te espero bajo los farolillos de colores, con los faralaes burbujeando en lunas de plata sacándole la lengua a Lorca en un puente de Triana, o en el de Charles de Praga, o en el Vecchio italianini, o bajo el del toro de Salamanca, dándonos de bruces mientras creamos que nos birlarán las uvas los que se creen más listos,  mientras siguen cosiéndome las articulaciones y me voy cosiendo a pespuntes  un trajecito de flores silvestres que voy recogiendo tras la siembra que ni planté y para la ocasión.
Que ningún corazón es de gomaespuma o sí?? aunque muchos parezcan de oro y no sea oro todo lo que reluzca y nos la pegue más de uno, o de tres que sabíamos que este otoño llovería y ni a gusto de todos, y abriendo el libro que mi mami me regaló tras el único duelo que sigo sin poder hacer, y en su día, inquieta y preocupada por mi persona (como cualquier madre, ya digo) el de Kübler-Ross, y en la fase 5, ya,  la reconforto y le cuento que ya están muchos en ella,  más de los que ni se imagina, pero otros siguen navegando en mi mente volatinera en el 3 y visto lo visto, (y de que nada sirven las negociaciones) mejor acabamos en la 5 y de golpe desde el punto 1, y nos dejamos de tanto mareo, y que los trileros de feria de pueblo en la que jamás nos llevamos el muñequito de peluche, sigan atinando en su “platooooo” de tiras y aflojo,  y dejémonos  ya de navegar  en su circo, y todas sus /y nuestras montañas rusas. 



21 comentarios:

  1. jaja perdón peor a mi me resuena todavía tu última entrada y tu enésima despedida blogueril....

    como te gusta el melodrama Zarza por favor!!!

    besos.... lluviosos también...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, perdón, pero a mí me resuenan también tus últimas entradas y tus últimos post...
      Te lo reproché alguna vez?? Lo de ser repetitivo, digo...
      Nahh.
      Te obligué a comentarme? a pasarte por acá?
      Nahh, verdad??
      Siempre fui más que educada, y jamás me salí del tiesto contigo.


      Me paro/pararé aquí y o seré tan vulgar como la lluvia que te suele mojar...


      bss... también....

      Chau.

      Eliminar
    2. a mi me gustás así... tan mujer y encantadora y rayada como todas! ja...

      solo me desesperé cuando no pude comentar en ninguna entrada de todo el blog jaja.... maldita!!!

      mas besos....

      Eliminar
  2. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!

    Me alegro mucho de verte!!!

    =))))

    ResponderEliminar
  3. O-Q-UEDADES o...
    MARCHADES...
    así de fácil terrible dificilísimo
    en TODAS parres menos aquí...

    AQUÍ ES FACILÍSIMO y ...
    Yo no tengo dudas
    me quedo.. ENCANTRADISIMA
    DE LEER TU VUELTA !!!!

    Y tú EVA, por favor o-QUÉDATE
    - un ratito -
    ( el tiempo que quieras quedarte)
    no importa en absoluto el motivo de tu vuelta,
    importa que has vuelto y ¡YA!

    No.. sí que importa...

    Importan más cosas... la belleza de tus letras,
    lo REbien que escribes...

    aullando de dolor a moco tendido partida de la risa...

    naaaadie hace eso como tú,
    ni aquí, ni fuera de aquí.


    Un placer immeeenso leerte
    mi querida LEONA ... !
    Que no te duela mucho
    lo que sea que te duela...
    Que te llueva a gusto y
    puedas disfrutarlo sin
    pillar un resfriado ...
    y que
    GRACIAS POR
    contarnos que
    te encaaanta
    la lluvia....


    Tú eres lluvia torrencial
    ¿ cómo no va a gustarte?

    Mil besos cielo!
    y gracias siempre
    por dejarnos disfrutar con tus letras.




    ResponderEliminar
  4. Joder que entrada te has cascado puñetera, y eso que andas jodida de lo tuyo. Vaya forma magistral de escribir, suene a despedida, a vuelta, o a lo que a ti te salga del conejo,es una gozada. Y ya sabes a quien no le guste, tus idas y vueltas, que se de con un canto en los piños.

    Besos querida EVA, y lo principal que te pongas pronto buena.

    ResponderEliminar
  5. Me has removido el interior hasta el temblor, querida Eva...

    Esas negociaciones de las que habla Kübler-Ross las conozco a la perfección, como el "Sumertime" o el "Cry baby" de la Joplin.
    Como la misma sangre roja que abastece el ego, aunque caiga a veces y queramos abarcar a todos sin importar ayeres ni mañanas.

    Montañas rusas, montañas, Blades y su "Pedro navaja"...

    Besos, querida rebelde

    ResponderEliminar
  6. Jo, corazón, que piazo de trozo de cacho de entrada te has mandado, bueno, como casi siempre, comentártelo todo seria misión imposible, ya quisiera yo tener tanto talento, yo me quedo con la parte de aprovechar la vida, lo de la sangre, que me la han empezado a adulterar con el Sintrom de los cojones, con el, es como si amarraran mi libertad a las patas de una mesa, yo que se niña, esto empieza a joderme demasiado, a mis circunstancias me refiero, y estoy confuso, me viene ideas absurdas, disparatadas, me doy tiempo, pero tal pareciera que todo el tiempo del mundo no bastaría para aclararme la mollera un poquito siquiera, así que me he decidido por el silencio, al menos en general, y pensar en "lo" general, para que se esparrame todo sin formar nada concreto, ni una sola idea, una putada, lo se, pero es lo que hay, al menos de momento...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Ños, que lluvia de palabras y ademas todas bien colocadas eres una maga de los regresos cada vez que te vas nos dejas incomunicados y medio preocupados:pero cuando vuelves eres demasié:mi querida y estimada Eva jajaja.

    Un bravo por ese chorro de sangre que te ha dado los ánimos suficientes para regresar:))

    Un beso guapísima.

    ResponderEliminar
  8. Qué me gusta que estés por aquí de nuevo. Eso es lo importante : que estés y regalándonos esos magníficos textos que a veces me sirven de meditación tras los ejercicios de yoga. En fin...,
    Haznos caso a los que te queremos : ¡¡¡CUÍDATE!!!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  9. Pues bienvenida seas y yo aquí leyéndote. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Que nos parte el rayo, que bonito final !

    ResponderEliminar
  11. Como me alegra que vuelvas a enervar las palabras, a enhebrarlas también, a darles rienda suelta como siempre haces tú: desde tus vísceras
    :)
    Besos y cuídate-me mucho

    ResponderEliminar
  12. Me tiembla el corazón, me hace tirar con más fuerza hacia adelante, y siento como nunca deseos de devorar la vida, y dejarme de cuentos, cada vez que te leo. Y te leo.
    Exígele un beso y tantos confettis como te apetezcan, porque esas copas de champán del bueno...yo espero romármelas contigo, muy pronto...así que
    tienes trabajo preciosura, ¡ale a cuidarse mucho, pero mucho! Para mi es una tentación mojarme bajo la lluvia y te entiendo...pero déjalo para más adelante...cabezota.
    No llego cielo, no llego..............................

    Besos y el abracito ese tan cálido.

    ResponderEliminar
  13. Me tiembla el corazón, me hace tirar con más fuerza hacia adelante, y siento como nunca deseos de devorar la vida, y dejarme de cuentos, cada vez que te leo. Y te leo.
    Exígele un beso y tantos confettis como te apetezcan, porque esas copas de champán del bueno...yo espero romármelas contigo, muy pronto...así que
    tienes trabajo preciosura, ¡ale a cuidarse mucho, pero mucho! Para mi es una tentación mojarme bajo la lluvia y te entiendo...pero déjalo para más adelante...cabezota.
    No llego cielo, no llego..............................

    Besos y el abracito ese tan cálido.

    ResponderEliminar
  14. Eso sí que fue una catarsis alocada, como cuando uno está en el "diván" y empezás con la asociación libre.
    Zarza: cada uno tiene el derecho de hacer de su culo un pito... decimos por acá y si vos tenés ganas de despedirte y después volver ¿cuál será el problema? (Esto lo digo por tu primer comentarista)
    Besotes.

    ResponderEliminar
  15. Parece ser que siempre hay suelto un Pedro Navajas dispuesto a apuñalar a una buena mujer.
    Me encanta esta canción.
    Hay algunos versos que son sublimes:
    "que carga (la pistola) encima pa que la libre de todo mal..."
    o cuando le dice al muerto: "yo estoy salá, pero tú estás peor".
    ¡Buenísimo!

    ResponderEliminar
  16. Toc toc ¿Se puede? Entro de puntillas que veo la puerta abierta.

    Qué bien bombea tu corazón Zarzamora, y como fluye con brío la sangre por tus venas. Qué delicia leerte. Lecciones de vida que conviene que nos la recuerden a menudo. Sonrío. Y comparto con vosotros una canción de Rubén, por muchos motivos, mi preferida de él. Besets!

    https://www.youtube.com/watch?v=1n4eayoEbqo

    ResponderEliminar
  17. Bienvenida de nuevo mi queridísima Eva. Yo sabía que no podrías detener tanta energía tan llena de matices y poesía.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva