sábado, 7 de noviembre de 2015

BALCONES precipitándose hacia un She Loves You ;)



Quiero lamerte en cada recoveco, saberte en cada rincón de mi cuerpo, en cada guijarro que se incrusta en la suela de mis zapatos, bañarme en la sal del sudor de tu piel haciendo camino en la mía, perderme en cada atajo que va de mi boca a tu sexo, transitar por esos lugares donde aún nadie haya franqueado las atalayas que te fortifican.

Hoy me despertaste con las ganas de casarme con tus silencios, de ser ese frío calor que derrite lo que te aniquila dejándote sin fuerzas. Buscarte esa sonrisa entre las peregrinas sombras de los senderos que te crucen, ser esa amante ocasional de hostales perdidos cuyas facturas se pierden entre las de la luz y la del gas de un suicidio por  morder en los aviones del olvido.
¿Y si nos mojamos en vodka rojo con ralladuras de limón? ¿Nos saltamos el arrebato y nos damos como cuando nos cambiaba la voz, como cuando, como  dos desconocidos nos descubríamos sin poder dejarnos a solas?
Empecemos por  recorrernos como por una ciudad sin murallas y asaltémonos  las ansias hasta dejarnos sin ganas de caminar por sendero alguno.
Nos falta la voz.
Me acurruco en tu espalda, me besas la nuca, y como un ovillo desmadejamos el tiempo en trombas de abismos que ya no nos alejan, acercándonos de a poquitos al enjambre de nuestra piel, pero enredándonos al pasado y cubriéndonos de besos con sabor a nostalgias por pintar para seguir con el cincel haciéndole un escorzo a la memoria, y hacerla renacer aún más viva.
Y volvemos a repetir oleajes y mares de China en la singladura de nuestros puertos, despertando viejas esquirlas en la piel.
No le atemos cuerdas al noray. 
Seamos puertos sin anclajes ni alquileres de barcos que se estanquen en nuestra orilla.

Seamos sólo un somos mientras nos dure el aún.



16 comentarios:

  1. ¡Esta es mi Eva!
    ¡Cómo disfruto leyéndote, ni te lo imaginas...!
    Y esa frase final contundente, no hay más que decir ni qué desear.
    Me la apunto en los entresijos de mi pensamiento para no olvidarla.
    Besos a miles.

    ¡Ah! y cosa rara hoy he llegado la primera, no me beso porque no me llego.

    ResponderEliminar
  2. pues que nos dure mucho ese aún...
    que me ha encantado el post!! no sé como lo haces para crear esas imágenes que creas con las palabras...
    muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Eso, sin ataduras, con frenesí y mientras el frenesí dure, eso es lo mejor.Cuando se va calmando el buen sabor de boca es lo que importa y esas complicidades...Un bravo por ese Love you:)

    Un beso feliz finde preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Una cancion y unas palabras nostalgicas.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Por favor...
    ¡Que rico!
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Esa frase última me ha dejado noqueada de lo mucho que me ha gustado. Es enredada y profunda, de las que tanto me gustan y me llenan en momentos de noray conmigo misma...
    Te ha quedado espléndido ese abordaje a la pasión sin tiempo.
    Besos miles, hermosa.

    ResponderEliminar
  7. Mientras nos dure el aún.

    Hay que apresurar el paso apenas dura nada.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  8. ¡ Pero que bien escribes, mí niña ! Besazos.

    ResponderEliminar
  9. Cuando llegas a casarte con el silencio de alguien es que hay verdadero entendimiento.
    Dan ganas de asomarse a todos los balcones.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Inmenso.
    Ese descubrirse de nuevo, pero con los años de la experiencia, libres, cincelando para dejar lo auténtico, esquirlas al aire de la memoria y el regusto de una añoranza añeja.

    Mi Eva, me destapaste un "entrelíneas" que poco tienen que ver, pero que como lectora, hago mías.

    Besos, querida rebelde

    ResponderEliminar
  11. Estás que te sales porque como te han dicho, la última frase, ya quisieran acuñarla muchos genios.

    Besos EVA, y que los dioses te protejan.

    ResponderEliminar
  12. Como tantas veces, pura poesía. No, qué leches, Poesía.
    Puro aliento de vida. Y pura sensualidad.
    Buenísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva