lunes, 28 de marzo de 2016

OLV y DARTE



Sí, soy yo.
Y hoy sí, llego desnuda de mí, como cuando publiqué esta misma entrada hace ya cinco años. Y es que hay sentimientos que quisiéramos enterrar y se nos resisten y resucitan pese a haberlos enterrado mil y una vez.
Llego en primera persona.

Y quería decirles que :

" El olvido es una quimera, al igual que el recuerdo".

Ahí queda eso ;)


El olvido es una condena de la que nunca saldremos indemnes.
Una ausencia que se arropa en los miedos del recuerdo.
Somos instantes fugaces, 
partículas ínfimas de una memoria que se tambalea 
y sonríe hacia el inexorable ocaso.


Vivamos el presente,
como burbujas inquietas
de la gran incertidumbre 
que nos quede
por venir,
 (o por vivir).


P.S. Y sí, vivan el presente, pero con calma... que los que se apuran en vivir, se mueren más rápido, decía mi Zayi ( quien le puso música a esta entrada en su día y que les dejo también).
Esto es una reposición del 2011. Y es que  hay sentimientos que no envejecen, y pese a nosotros, hay monstruos del pasado, que se empeñan en revivirlos a costa nuestra. A esos monstruos cargados de recuerdos, reguémoslos de memoria de la buena o bien de la de olvido, y recordémosles que aún nos queda presente, escuálido, loco y apresurado, o roto, pero que este tiempo, ya es nuestro y no les pertenece.

De Aristos...  :   EL CIGALA, BEBO Y CHUCHO VALDÉS

42 comentarios:

  1. El olvido es un dios cruel. A veces nos impide recordar situaciones que no queremos perder y otras nos recuerda constantemente lo que queremos olvidar.
    Ainssss, como sueles decir...
    :)
    Salu2 souvenus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dónde puedo firmar lo que acabas de escribirme? Tu comentario vale mil veces esta entrada...
      Gracias, murcianico, por tu amistad, tu sabiduría, lealtad y todos tus consejos.
      Ainsss...
      :))
      Bizz memoriales, Dyhego.

      Eliminar
  2. La memoria suele ser caprichosa, a veces no podemos recordar momentos felices y nos agarramos con uñas y dientes de los dolorosos.
    De vos, Zarcita linda, no me olvido, eh...
    Un montón de besos luneros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo, eh??
      Ahora voy para allá.

      Un montón de besos de luna....
      ;)

      Eliminar
  3. Olvidar es el más inocuo de los remedios cuando el amor y el desamor dejan de ser interesantes.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El olvido para mí es como el alcanfor poblando los cajones de aquellos armarios que no nos atrevemos ya ni a abrir.
      Besos, mi mañica.

      Eliminar
  4. A veces se nos olvida lo que no queremos olvidar, y nos acordamos de lo que deberíamos olvidar. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;)

      Y sí, así es... y por mucho que...

      Besos, corazón mío.

      Eliminar
  5. Pues ahora me has recordado a mi mamá, esa era una de sus canciones preferidas......recuerdo que la escuchó en el radio, me pidió que la grabara y se fue derechito al piano y no se levantó hasta que la pudo tocar =))))

    abrazo Eva ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero no haberte dolido...
      :(

      Abrazo, Li-fi. ♥

      Eliminar
    2. NO, al contrario, me has alegrado el día, aunque la canción sea triste, ella era muy alegre =))))

      gracias Eva ♥

      Eliminar
  6. Besos mi Cantaora!!! https://youtu.be/bs73eGP0BEM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos mi Caribeee!!!
      :)

      Acá te dejo otra de vuelta...
      ;)...

      Te dejo mis Violetas... perfumando corazones y pintándolos de malva y lilas, Primavera!!.
      https://www.youtube.com/watch?v=q71Q5EMyQzk

      El tuyo, de rojo, de malva, del color que tú quieras...



      Eliminar
  7. hace tanto tiempo que no escuchaba esta canción, pensé que la había olvidado, pero no es así....la memoria selecciona lo que recordar o lo que olvidar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces sí, y otras no...
      Si fueran tan fácil...

      Eliminar
  8. el olvido y el recuerdo van asociados

    ResponderEliminar
  9. Bueno zalza, suelo escribir mucho sobre el olvido. No quiero olvidar nada en realidad. Prefiero pulir recuerdos. Pensar en lo mejor que cada experiencia me dio. Tambien " pensarme" en que he dejado en el otro ( asumirme). Todo forma parte de la vida. Un beso

    ResponderEliminar
  10. El piadoso olvido. Lo prefiero, ya ves.
    Al fin y al cabo lo seremos.

    Buen dominio de la palabra y la reflexión, querida Eva.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele ser una bendición para muchos, mientras que para otros es un crimen...
      Todo depende del prisma, ya sabes Verónica.
      Besos!!!!

      Eliminar
  11. Dijo alguien normal, y lo cantamos, que para no ser un recuerdo habrá que ser un reloco.

    ResponderEliminar
  12. Esa cancion me trae tristes recuerdos.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pues... ¡a darle rienda suelta a tu nostalgia, co un par de tequilas!! me impresionó que cantara esa canción de Juan Gabriel, Julio Jaramillo, porque pensé que ya no vivía para entonces.uer
    Un grande abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que, incitándome al vicio, eh?. Ya te vale...
      Sonrío.
      Un grande abrazo tequilero, no más.

      Eliminar
  14. Mi Zarza, sé que no te olvidaré nunca, estés por la blogosfera o no estés y eso hay que ganárselo a pulso como tú lo haces cada día que te asomas al blog.
    Besos preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ven p´acá salerosa, aynssss cómo no te vi a queré.
      Besos, linda.

      Eliminar
  15. No, vivir deprisa ya no, intensamente si... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. Entre más luchamos por olvidar algo, más recordamos que debemos olvidar ese algo. Hay todo una paradoja en esto que nos vuelve ridículos y estériles.

    Saludos, zarzamora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y las paradojas parte intrínseca son del ser humano.
      Saludos, Julio David, y bienvenido, rebelde.

      Eliminar
  17. Hace algún tiempo escribí una frase que vaya usted a saber por dónde anda entre el papeleo de mi escritorio, pero creo era algo así:

    Negar los recuerdos es olvidar quiénes fuimos, qué somos, hacia dónde vamos, es olvidar que vivimos...

    Pero te juro que hay momentos en que quisiera una buena carga de electroshock de esos que hacen olvidar, porque hija mía, tengo una memoria fotográfica retrospectiva que, aynsssssssssssss.

    Un besote, mi zarza hermosa y a ti te pongo la mejilla, sin miedos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener siempre mucho cuidadito con lo que uno pide, ve a saber si se cumple, Mayra... Sonrío.
      Ea pues, ven que te la bese, mi cubanita.

      Eliminar
  18. Así es, hermosa, qué bonito lo has dicho :)
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Celia, no sé donde esconderme.
      :))
      Besos, y wapa, tú.

      Eliminar
    2. El olvido llega poco a poco pero llega. Ya para entonces, el recuerdo no duele.

      Besos Evita.

      Eliminar
  19. El recuerdo de un olvido, duele... no hay olvido que logre no recordarlo.

    Besos, mi sabia, amiga, y siempre compañera, Plumita.
    TQ!!

    ResponderEliminar
  20. Es verdad...hay cosas, sucesos, vivencias, seres...que no son proclives al olvido. No quieren irse del todo, se nos convierten en monstruos que a la mínima de cambio, salen de su guarida haciéndonos trastabillar en ese olvido que creíamos guardián impenetrable...
    Pero sí, debemos dar la vuelta, salir por la puerta del presente y dar con ella en las narices del pasado, para bien o para mal y sobre todo: con música
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de fácil debería de ser, pero algunos son muy, pero que muy tercos...
      Besos, Marinel.

      Eliminar
  21. Pues de lo que no pienso (ni quiero) olvidarme es de que hay quien escribe con trazos del olvido para construir, mejor si cabe, su presente y por ende el nuestro.

    Sonrío, pero más aún babeo. Olé tú, cariño.


    Besets!

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva