martes, 21 de febrero de 2017

Lo recuerdo como si fuera ayer...

Lo escribí en 2011...

Y lo recuerdo como si fuera ayer...


Ni Rudolph, ni Papá Noël, ni hostias, ni leches, ni ná de ná...
El primero es gay, el segundo iba ebrio  y a mí me dio por soltar improperios cuando oí ya antes de empezar a cenar que la Justicia es igual para todos...
¡Juassssssssssss!


Nunca he podido entender cómo puede ser que en un estado supuestamente aconfesional nos suelten a uno de los Reyes Magos y por televisión antes del 6 de enero.
Me trajeron eso sí mi felicitación desde Ikea...  a ver quien coño me la monta ahora.
Y ni me perdonaste, ni creo que en el fondo te perdoné... ¡Malas personas somos! No dejamos que nos inundase el espíritu de la susodicha Navidad. 
No tengo arreglo... pero me sentí bien, sabiendo a 3000 presos liberados ya pronto de las cárceles cubanas.
Aunque sé que meterán en ellas a unos cuantos más.
Ahora esperaré que se acabe el mundo, como los Mayas.
Aquella entrada: aquí.
y sin comentarios...

Os dejo con una música que hoy habla por mí y dice mejor que yo...
:)






17 comentarios:

  1. Si, pues yo, ni gatos tengo, así que, ajo y agua, que le vamos a hacer si es agusto... :)
    En cuanto a la justicia, tienen mucha caridad y comprensión con las subnormales profundas que no se enteran de nada...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo si tienen sangre azul... :)

    ResponderEliminar
  3. No te lo leí en su momento,y la cosa lo merecía.Gracias por editarlo de nuevo Eva.

    Un fuerte abrazo.

    (Es la mejor idea que he oído hoy,esperar a que se acabe el mundo y me da que no tendremos que esperar mucho...:)

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡Qué alegría verte de nuevo!!!
    Espero que sigas viniendo aunque repongas otras entradas ya publicadas, siempre es un placer leerte y releerte

    ResponderEliminar
  5. Bonita canción, Zarzamora. No la conocía.
    Y en cuanto a la infanta de naranja y al infante de limón, pues, eso, que la justicia es igual para todos... nosotros.
    Nunca termina uno de sorprenderse y escandalizarse.
    Salu2 éternels comme le marbre.

    ResponderEliminar
  6. Viene muy bien a la vista de los acontecimientos.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  7. No estoy muy lúcida y me parece que no entendí el post ni los comentarios del anterior.
    Sin embargo, disfruté del video de Sabina y aprovecho para dejarte un beso enorme.

    ResponderEliminar
  8. La justicia igual para todos, dónde, ¿verdad? Que se busquen a otras para ese cuento.
    Bonita, me alegra mucho verte.
    Un abrazísimo de anís de Chiwas.

    ResponderEliminar
  9. La justicia no existe pero eso ya lo sabías. Nada nuevo tengo qué contar sobre eso.


    Besos Zarzamora La Eva Rebelde.

    ResponderEliminar
  10. Que me cuentas de Reyes Magos ! Con tu vuelta me encuentro en primavera !

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola preciosa que alegría volver a leerte!

    -La justicia y sus escogidos sería mejor decir, pienso yo...?

    Un fuerte abrazo Eva.

    ResponderEliminar
  12. La justicia es un espejismo, un trámite de descaro con el que pisotear nuestro aguante,(que parece infinito)
    Ira, rabia, asqueo total digo yo mucho últimamente...
    No pasan los años en estas cosas. Como decía la canción:la vida sigue igual
    Arrrrgggggg
    No sé ni qué más decir ya.
    Que me alegra mucho leerte.
    Besos miles.

    ResponderEliminar
  13. Pues ya ves: las cárceles del mundo siguen llenándose de gente que solo ha cometido el delito de no pensar igual que muchos, Ikea sigue con su política de "cúrreselo usted todo" y la navidazzz seguirá igual.
    Sabina siempre es un punto en el día a día.

    Besos, mi querida Rebelde.

    ResponderEliminar
  14. Me alegro que publiques de nuevo. Menuda panda de gentuza y mangantes. Y lo peor es que hasta las sanciones que les pongan, las pagamos todos los ciudadanos. Vayas la cantidad de mierda, que está saliendo ahora del putero y golfo del padre. Pero ahí los tienes.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva