miércoles, 14 de junio de 2017

LEGIÓN

Legión.
A menudo, hasta como en el pasado lo fueron,
hoy siguen siendo legión.
Se aprendieron de memoria gestos, ademanes, muecas,  versos y el peor de nuestros besos,  hasta imitar como orates  el más siniestro de nuestros miedos y sonrisas.
A menudo se muestran como payasos/as.
Son títeres.
Son sombras de sí mismos.
Son tristes parodias de la mediocridad que arrastran.
Son cabezas de guillotinas que sangran y dejan sus huellas arrastrándose en el patíbulo de una gran indiferencia.
Son días sin mañanas a las que hincarle el diente.
Diagnósticos sin coartada en esas salas de espera sin nadie.
Ambulancias que se estrellan buscando la estrella de un destino.
Sueños de azufre en los que reciclar sus  mentiras que sólo acabarán en los contenedores del olvido.
Verdades que mirarán en el espejo la misantropía de un tiempo que nos mece a cuenta gotas.
Ilusiones que se matan a golpes de querer alimentarlas con  más quimeras.
Lobos sin corderos.
Corderos haciéndole un guiño al lobo.

Planetas sin lunas a las que aullarle un te quiero.
Y un golpe tras otro, para que aprendan. (?) pero ¿se aprende?
No, nadie aprende, tal vez solo unos pocos...

Que no seguimos vivos piensan… anestesiados de su indolente indulgencia por desacato.
Limitarse a observar cómo vamos huyendo de todos ellos, lejos, lejos...
De lo poco que ya importan,
aunque sepamos el daño que son capaces de seguir infligiendo.

Poco importan.
Nada importa.

Salvo arrebujarme en tu calor,
el único que nos salva, y sí me importa.



P.S. Te devuelven a casa y en domingo,  no sé porqué me veo volando al Africa este verano ;)



La imagen de la cabecera es de  Nicola Kloosterman para ver más un clic en su nombre.
Me fascina todo lo que hace esta persona con sus manos.

19 comentarios:

  1. Supongo que las interpretaciones pueden ser hasta contradictorias, pero después de leerlo, me vienen a la cabeza legiones de estusiastas "peperos" que aúpan a su líder.
    No sé.Es en lo primero en lo que he pensado.
    Salu2 africains.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No exactamente.
      Se llama Yimga, hicimos de todo durante meses para que no lo repatriaran pero hoy el fallo fue que vuelve a casa.
      Improperios son pocos los que soltaría ahora, el otro día ya rebajé tensión (para eso me sirve mi blog entre mil otras cosas).
      Y es que igual vale para cualquier país, y gentuza, me temo que sí.
      Son Legión.
      Justicia, Administración, papeleo... gente que se dice persona, números despersonalizados que no sacan cuenta de nadie y mil etcéteras.

      Bizz de justice, murcianico.

      Eliminar
  2. Gracias por la aclaración, Madreselva.
    Da rabia ver cómo se acoge con alfombras a ricos sinvergüenzas y se echa a la pobre gente que sólo quiere vivir.
    Una lástima.
    Salu2 indignés.

    ResponderEliminar
  3. Si, son legión... :(
    Lo dejo, no quiero cabrearme y sufrir...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ♥ déjalo, sé que tu cabecita está en Venezuela...
      Ni lo pienses.

      Bss y salud.

      Eliminar
  4. Qué falta de humanidad hay en buena parte de los humanos, esos deberían llevar otro nombre.
    Lamentablemente son legiones de corazón seco, parapetados detrás de trámites burocráticos que, en ciertos caso, cumplen al pie de la letra y en otros, donde debería imperar la justicia, pasan por alto.
    Un abrazo grandote, Zarcita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así suele ser, sí Mirella.
      Vendedores de humo...
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Ya muchos no tienen corazón, no les pidas conciencia... Pero tú jamás dejes tener, por favor. Que una sola persona sensible es esperanza.
    Un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquila, aún me queda mucha caña que dar.
      Un abrazo muy grande, Sara.

      Eliminar
  6. Un beso a Yunga.
    Lo había interpretado bien y sólo te pensaba poner "¿Así estamos Eva?"


    Por ciertpo ¿sabes que mi nombre de guerra es Tracy por ella?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le daré ese beso a Yimga.
      Y estamos peor que ayer... sí.

      No sabía que era por Champman, gracias por la confidencia ;) Las dos, dos fierecillas tranquilas.

      Eliminar
  7. Me encanta como canta Tracy Chapman. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mí me encanta ver como tú plantas flores y árboles para alegrarme los días, alimentando mi instante, al respirar toda la serenidad que me regalas día sí y día no ;)
      Gracias, Teresa.
      Besitos.

      Eliminar
  8. Y que no se ponga la cosa peor; ya que entre catamañanas y sinvergüenzas, se necesita una legión de tres pares de cojones, pero legionarios de los buenos, para acabar con esa lacra. Pero en fin, siempre nos quedará París.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  9. Directa y sin anestesia
    y sí son legiones....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. La cuestión es saber nunca dejarse engañar.
    Pero, claro, saber cuándo se nos quiere engañar es señal de que lo hemos sido alguna vez.

    Suerte,

    J.

    ResponderEliminar
  11. Son legión.Es más, son pandemia.
    Y lo peor son esos corderos que hacen guiños al lobo.
    Qué triste y doloroso. Como para no mecerse en el espejo de la misantropía.

    Besos, querida Rebelde.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva