miércoles, 13 de junio de 2018

¿VOLVER AL SUR PARA ENCONTRAR EL NORTE?

Je veux retourner au sud et retrouver le nord que je me donne. Si j’écris encore c’est parce que c’est un désir, un élan, une retenue, des pointillés.
Ecrire, dire, faire ressentir, poser là ce qui est en soi, près de soi ou enfoui pour moi devient vital.
Ecrire parce que les mots ne sauraient être enfermés comme le souffle ou le battement de cils.
Je ne sais écrire, dis-je, et je n'entends rien, les couleurs des yeux, les mots parlent, éclairent et disent majestueusement. Laisse-toi donc glisser là comme te porte le souffle ralenti de ton coeur vers le sommeil profond.
Ecrire pour porter, se porter, s'emporter quitter les pots empotés de nos mots empâtés vers les embrumes, quitter les abîmes vers les habits de l'âme que les êtres déposent sur moi…





- ¿Volver al sur para encontrar el norte? 


Te contesté que si aún sigo escribiendo es porque es un deseo, un impulso, unos puntos suspensivos. Escribir, decir, hacer, sentir, dejar ahí lo que está en uno mismo cerca de sí o ensimismado,  y transformarlo en algo vital. 

Escribir porque las palabras no sabrían estar encerradas ni en un soplo ni en un parpadeo. Ni en cajitas de música. Volar con ellas. Estrujarlas. Darles un buen baño y enjabonarlas. Besarlas. Hacerles el amor con ganas, y deseo, y con lujuria, para que pequen revoloteando en un aquelarre, hasta que les den la excomunión y exorcizarlas. 

No sé escribir- te susurré- y me resbalaste un verso por la cintura,  y me fundí en su hemistiquio, jugué con las niñas de tus ojos, y las palabras, metáforas abandonadas, volaban por tu piel para hacer nido en mis labios, murmurando aleteos, iluminaban y decían majestuosamente cobrando vida propia en cada uno de nuestros silencios. Magia. Aventura. Viaje. Falacia. 

Acantilado y vértigo cuando se me escapan de las manos, y se convierten en tierra y arcilla, en viento, agua y aire abandonando los abismos hasta posarse en mis dedos, acariciándolas con mis yemas,  mojándolas en el pan,  para comérmelas como ese maná necesario para seguir caminando en este desierto, y siempre  tan necesarias como el aire que entra en los pulmones y se hace grito, aullido y rebeldía.

Para respirar en este instante en que amanece, sólo te necesito a ti:  ποίησις, Poesía.





12 comentarios:

  1. No cabe duda que la poesía es la herramienta capaz de dar sentido a cada uno de los latidos que sentimos

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Poesia bilengua de una guapa multipla...

    ResponderEliminar
  3. Con la poesía se puede viajar a otra galaxia

    Beso!

    ResponderEliminar
  4. Una prosa poética muy bella y con las palabras exactas para expresar tu sentimiento por ellas.
    Me encantó, Zarcita linda.
    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  5. Muy válidas razones para escribir.
    Y lo que escribiste es una razón más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Con esa compañía de la Poesía todo impulso es posible. Más desde el sur, desde luego.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Poesía o prosa, en definitiva palabras como latidos que se expresan con nuestros sentimientos.
    Un montó de besos

    ResponderEliminar
  8. La Poesía revive, redime, sana y es vida. Va en tus venas.
    Y la palabra tuya no nace para estar encerrada, desde luego.
    Por otro lado, ya no sé si es necesario ir al sur para recuperar el norte, pues en el sur también suceden locuras maravillosas.

    Besos, mi querida Corsaria Rebelde.

    ResponderEliminar
  9. hermosa
    beso...
    desde el sur

    ResponderEliminar
  10. ¡Ya quisiera yo saber escribir con ese arte que tú te gastas, Zarzamora!
    La música que nos propones hoy, una maravilla. Vangelis es mucho Vangelis.
    Salu2 musicaux.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y acompañado del violín de Vanessa Mae... una delicatessen ;)

      Eliminar

Hasta pronto.