martes, 25 de febrero de 2014

Entre luces, memoria, y chelos.

Caminas por callejuelas sin rumbo...
hueles la memoria, 
vas descontando números.
35, 34, hasta poner el contador a cero y en orden.




Caminas, deambulas, respiras, sueñas,
y dejas de lado hasta el futuro, si es que todavía nos espera.



Y, a veces,  aun cuando creemos que no veremos la Luz,  hasta ésta, nos echa unos cuantos cables…








enmarañados, alambicados, complejos...
pero ahí está: desafiante y haciéndonos alcanzar y rozar el cielo con la yema de los dedos.

Ya sé, el problemita luego estará en la factura, o en los recortes, porque igual hasta  nos la corten, o nos dé el calambrazo.

Pero lo visto, lo vivido, y los sueños hechos realidad, esos, no tienen precio. Y a fin de cuentas más tarde o más temprano la vida, suele pasarnos factura a todos.

P.S. Gracias Myr.




Fotos, E.M.

19 comentarios:

  1. Se deja ver una estancia muy agradable, llena de buenas vibras, espero que continúes en el lugar dónde estás, que sea cual sea se nota que es de todo tu agrado. ¡Felicitaciones Evita!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que bien suena lo de los sueños hechos realidad, cuanto me alegro por ti :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. No creo que la luz vivida, sentida y recibida al lado de alguien nos la pueda cortar jamás nadie, se incorpora a la nuestra nuestra resistencia y hace que
    la nuestra luzca más y mejor, incluso en los momentos de apagón sirve de luz de emergencia. Me alegro muchísimo por las dos, sois dos grandísimas bombillas:))


    Un beso grande Eva.

    ResponderEliminar
  4. jaja mi bombilla anda un poco averiada -ya sabes- quitas el segundo "nuestra" y lo sustituyes por una "a", es que lo mío son las subidas y bajadas de tensión jaja ... Muaaakks!

    ResponderEliminar
  5. Lo dicho, hoy tengo los fusibles churrucados no sustituyes nada lo pones entre los dos nuestras jaja vale.. ya te dejo en paz que aun me pegas un corte al cable que aun me queda sujeto al suministro energético :-)

    ResponderEliminar
  6. Lo de que la vida nos pasa factura a todos, no me lo cuentes, acabo de pasar varias horas nocturnas, mala costumbre española, acompañando a la familia de un familiar muerto, que hace cuatro días se creía que estaba como una rosa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Gracias a ti Eva por las palabras que me dedicas, me emocionas.
    Gracias a ti por haber venido, por haber compartido este tiempo y disfrutado de estas tierras, tu visita queda por supuesto inscrita en la memoria.

    Un beso muy, muy fuerte y au revoir.

    ResponderEliminar
  8. Como dice el tango, quién te quita lo bailao...

    ResponderEliminar
  9. Un buen texto, voy a mirar más bajo la falda del blog..

    ResponderEliminar
  10. Mira lo que queda entre acordes de violin tiene que ser bonito por fuerza. Besote.

    ResponderEliminar
  11. Todavía no entiendo de que parte del cuerpo son esos pelos. Bueno no me preocupan las facturas casi nunca las pago, pues procuro mantener a raya créditos o deudas ja ja ja.
    En la foto del chelista hay una escultura al lado, tampoco podía entenderla hasta cuando amplié la foto, un abrazo inspirado en la abertura u ¿obertura? de una rosa orbitando en una esfera o centro, pensé que el elemento a la derecha de la escultura estaba integrado a ella pero es una bolsa y abajo una gorra ja ja ja, pero puede pasar como una instalación!!! ja ja ja.
    Amplié la foto de los pelos pero sigo sin entender de donde son.
    Besos mi Cantaora!!!

    ResponderEliminar
  12. me gustaría pensar que la vida pasa factura mas tarde o mas temprano, pero últimamente tengo dudas existenciales al respecto...
    lo que sí sé es que tu post me encanta!!
    besotes!!

    ResponderEliminar
  13. No, los sueños son los únicos que no tienen precio, los que son gratis y nos pueden llegar hasta muy lejos, pues... ¡volemos muy alto!

    Un beso enorme, preciosa.

    ResponderEliminar
  14. Pasitos, zancadas... y abrazotrotes!

    ResponderEliminar
  15. El futuro siempre agazapado nos espera en una esquina. No te quepa la menor duda, Eva.

    ResponderEliminar
  16. Que no falte la luz, Madreselva, que no falte.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  17. Yo quiero estar mucho tiempo a la luz, aunque sea la de un candil, porque la eléctrica con esta gente no la pueda pagar. Pero esa luz del final de túnel que describen muchos, cuando han estado más allá que acá, no tengo mucho interés por conocerla.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  18. Nos pasará factura.
    Para bien y para mal, lo hará.

    Eva, esa luz que tanto ansiamos, es verdad que puede llegar retorcida. Todo un reto.
    En cuanto al futuro... misterios en los que siempre andamos viviendo.

    Besos, querida mía

    ResponderEliminar
  19. Eva, muy buena esta entrada. Solo una cosa, compartimos mas cosas que hoy acabo de confirmar con mucho agrado. El mensaje que le has dejado a Myr "lo entiendo perfectamente"
    Un beso enorme, amiga

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva