viernes, 28 de febrero de 2014






Sé que te amé...









Más allá del tiempo, y recorriendo carreteras de nadie, en medio de un desierto hecho a medida...





Y te soñé en Mares de sal,

y entre las cruces de un lugar donde el sol jugaba con la esperanza...


como eco de un más allá... 
libre de dogmas y sepulturas que encadenen nuestra mente.


Libres de cruces...
y de odios, y de persignaciones, 


y de gente que nos condene sin horizonte alguno.

Porque cuando te doy mi palabra, sabes que es mía, 
y que no la disfrazaré de falsa magia,
ni dejaré a los míos por complacerte...
porque eres tan mío como mi propia ignorancia.

Como tampoco sabría ser, ni seré otra que sabes que no seré
ni soy 
sólo por gustarte o complacerte.

Porque entre tú y yo, 
sólo caben dos pronombres,




y se conocen sin conjugarse.






Fotos, E.M.

19 comentarios:

  1. Lo sabes muy bien, no cabe la más mínima duda.

    Sinceras palabras y estupendas fotografías.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Qué recuerdos tan bonitos entere tú y él, que también son dos pronombres personales.

    ResponderEliminar
  3. Sin saber a ciencia cierta el porqué, he sentido una imperiosa llamada pronominal
    y me he emocionado.
    todo son fechas como todo deja de ser fecha para convertirse en recuerdo.
    (Hoy se cumplen veinte, ¡20!, años, ufffff)
    Besos abrazos

    ResponderEliminar
  4. Este poema tuyo creo que ha sido uno de los que más me ha gustado. Me llegó bastante. Y esas fotografías son especiales.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  5. Somos países, llenos de contrastes, y árboles apuntalados, y soles abrumados... y libres.

    Abrazo¡

    ResponderEliminar
  6. Uno de los mejores.
    En resumidas cuentas, el camino siempre es corto, Eva mía. Vale la pena aprovechar su trayectoria.

    ResponderEliminar
  7. Volvió vd. cargada de imágenes bellísimas, de sabias palabras y emociones a flor de piel. Bien, bien, bien.


    Bss

    ResponderEliminar
  8. Ignorantes de todo, sólo nos salva ese amor.

    ResponderEliminar
  9. El amor nos inspira tanto, tanto, que poco importa analizar ese sentimiento...llamamos amor a ese estado maravilloso que es un sin vivir de puro intenso.

    muy bello el texto y las imágenes.Te sigo.

    ResponderEliminar
  10. Amando.
    Siempre sin dejar de ser.

    Me ha encantado

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Suscribo a los comentarios de Tracy y De barro y Luz.
    Una preciocidad de entrada.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. jo, eva, hoy me que requeteencanta!!!
    una maravilla... no te digo mas!
    besos!!!

    ResponderEliminar
  13. Fantástico

    Qué belleza de lugar y de idioma

    ResponderEliminar
  14. Bonitas fotos y precioso texto. El amor da mucho juego.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  15. Hermoso, Eva, me has recordado a Salinas y sus pronombres.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Así, así, con la verdad por delante. Fuerte y sincera.
    Salu2, Madreselva.

    ResponderEliminar
  17. Ser. No dejar de ser... open.
    Y de ahí, el camino.
    Aunque a veces se pierda o se tuerza.

    ... Sin dogmas, sin nada que no sea esa esencia que queda como una marca.

    Besos, querida Eva

    ResponderEliminar
  18. Los caminos a horizontes abiertos siempre son despejados, amplios y puros.
    Besos mi Cantaora!!!

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva