jueves, 10 de abril de 2014

ABRIENDO PUERTAS II


No te pedí que la volvieras a abrir...

Y de hacerlo...


 


¿Vamos, despacito...?

(...)


No pido 
 hoy  besos,
ni pasión...
ni locura.


¿¿Viste cómo anda??
La Puerta...

Sólo pide
ya 
UN SILENCIO,
un dejarse perder en tu boca
para callártela.
y
que la trates bien.
Y con un pelín de 
crema de cacao
para labios 
insumisos,

rebeldes,
salvajes.

Los tuyos,
los míos.
  Indomables..


 Hoy 
y
 Siempre,

esperando
bajo el almendro,
que se abran
como la flor,
que 
quiere
y desea 
   abrirse...
con tiento,
paciente.


;-)

Foto, E.M, Israel, Fev, 2014.

os dejo con el Arrebato...
una vez más.
;-)






20 comentarios:

  1. Te ha quedado de cine como decimos por aquí. Nada la espera es un poquito larga, porque los almendros aún están en flor, pero cuando estén apunto al ataque, y a ponerle la boca como un pimiento, que entonces si que hará falta la crema de cacao, para que no se escuezan los hocicos. La puerta tiene tela, un restaurador ya tenía faena. Me encantan los temas del Arrebato, siempre me ha gustado como canta este hombre.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, reina, por interesarte cómo ando. Me tomé un breve break por mucho cansancio, cada tanto tengo que hacerlo. Trataré de retomar la semana que viene.
    Me gusta eso de ir despacio, especialmente al principio o después de alguna crisis, para pisar terreno firme, para evitar tropezones. Me encantó lo de los labios insumisos.
    Un gran abrazo, Zarza.

    Qué bueno el Arrebato, no lo conocemos por estas latitudes.

    ResponderEliminar
  3. A esa puerta no merece la pena llamar, no es necesario, está pidiendo respeto, sabe que de una patada deja de existir, confía en su personalidad y experiencia, sabe que su gente la seguirá tratando con cariño, aunque solo sea contemplativamente... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. a veces se necesitan otras cosas, no todo es sexo y pasión a cada rato no?

    parece frágil esa puerta... así es en verdad? besos...

    ResponderEliminar
  5. Paciente sí pero no en silencio. Los silencios no me gustan les desconfío así como desconfío de un perro que no ladra, son peligrosos.

    En conjunto todo tu poema me gusta completito.

    y la imagen: impresionante mucho deterioro habrá que repararla,

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  6. Buena foto y mejor mirada... como pasitos!

    ResponderEliminar
  7. Si la puerta pide silencio, silencio tendrá.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado esta entrada, la puerta y El Arrebato,¿se puede pedir ,más?

    ResponderEliminar
  9. Es una puerta que invita a mirar lo que hay detrás...
    Salu2 curiosos, Madreselva.

    ResponderEliminar
  10. El silencio a veces es buna o puede ser mala compañía
    Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Esa puerta necesita tantos arreglos que casi es mejor cambiarla.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Reparación y cuidado, pide esa puerta...
    y en el arrebato, deseo.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me encanta esta puerta, porque parece que a pesar de su apariencia continua cumpliendo su función, y el árbol creo que le hace compañía. Que lindo lugar, el arrebato me encanta.

    ResponderEliminar
  14. siempre abiertas

    las puertas deben dejar pasar

    ResponderEliminar
  15. Una puerta simbólica. Sin duda reflejo de lo que una vez fue y no volverá a ser.
    Me encanta El Arrrebato.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Quizá sea necesario aceitarla un poco... Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Eso...con sumo cuidado, por si chirría debido al tiempo...
    Poco a poco y con delicadeza...restaurarla.
    :)
    Besos muchos.

    ResponderEliminar
  18. Todos miramos las puertas, a ver si algún día se abren...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Qué imágenes... Esa espera, el almendro, la flor que se abrirá... Una delicia.

    Besos grandes

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva