jueves, 29 de mayo de 2014

AMAN doTE.


The lovers, 1986.



Te busco bajo la luz turbada y tenue de mi deseo, engarzada a tus gemidos atrapados en el ángulo de mi nuca, con los labios abiertos, diestros, cabalgándome por cada poro, y haciéndome vibrar bajo tu aliento desde los párpados hasta la cintura, abandonada a la férula de tu zozobra, me 


nombras, me llamas, me lames, me exiges, deletreándome, esbozando caminos ignotos, y te gasto la piel sin recato, y entre tus brazos me anudo y te amarro a besos, y con la yema de mis dedos recorro cada recoveco de tu pecho hasta hundirme en tu ombligo para hendirte de ternura, dejando en la mesita de noche lo que no cuentan los libros, lo que empaña el sudor y las miradas rendidas, tu desorden cotidiano y mis razones confusas. La tibieza de la luz de esa lámpara encendida hace encajes en tu piel liberando tanta ansiedad prisionera, y lloras en mi entraña y sin pudor, me penetras hasta devorarme la voz en un desgarro en el que te entrego el alma y nos devolvemos la vida en este álgido instante de belleza mortecina.



Está sentada de espaldas, me acerco a ella, quiero olvidarla pero no sé qué fuerza me impide sacarla de mis pensamientos. Obcecado, le escribo notas en un viejo cuaderno dorado, poemas desbocados, desencajados, sin sentido ni rima, y no sé  porqué aún la busco, me obstino y me aferro a su imagen. Me digo que ya soy mayor para experimentar, que esto no me lleva a ningún sitio,  que he de olvidarla, que esto es un sentido, y al segundo vuelvo a pensarla, a soñarla, y en un vano intento vuelvo a desearla. Pienso en ella y leo y releo sus cartas, hasta que la niebla funde las letras en un estallido de infranqueables que me devuelve a la realidad.



Está de pie, así lo estoy viendo, dando vueltas en la habitación. Lo que jamás me ha dicho cobija tantos sueños que la realidad es abrumadora, un demoledor y asolador sentimiento que nubla la vida. Sé que me ha visto desde el primer día como a ese bicho raro que no sabe cómo descifrar, que sólo he sido para él un pedazo de papel donde esculpir sus fantasmas, que se muerde los labios y me arranco la piel en este instante en que lo pienso y ya sólo deseo olvidarlo.



Y nace el poema solo.
Ajeno a ellos.


EL

Aunque siga lloviendo,
sólo pienso en mojarte de lluvia
y desvestirte.

ELLA

Aunque ya no siga lloviendo
sólo pienso en vestirte de lluvia
para desnudarme
en ti.

                                                  

                                                 

                                                       


23 comentarios:

  1. que detalle el poner la voz de Cortázar en la entrada... genial.... escucharlo es transportarse... gran entrada, hasta la imagen de cabecera me gusta....

    que lindo que la gente se quiera, de cualquier manera... besos...

    ResponderEliminar
  2. Eres tan personal, mi querida Eva, que he de volver a recrearme en estos amantes poderosos, de esos con los que se sueña.
    Besos y cariños, tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por haber entendido sencillamente lo que intenté escribir.

      Cariños a ti también.

      Eliminar
  3. Esos amantes del dibujo le daban poca maraca a la cosa, así se explica que echaran raíces...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Palabra a palabra recreas un escenario que se convierte en universo y del que resulta doloroso emerger.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto que de ese universo cuesta emerger...

      saludo.

      Eliminar
  5. No sé qué más doloroso , en desbocarse, si cubrirse de lluvia por todo manto o si desvestirse de ella
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿doloroso?
      Creo que me expresé mal...

      abrazo

      Eliminar
  6. Joder: me lames, los dedos que van a no sé dónde, los recovecos que uno busca. La Virgen del Pilar que trajín y como me has dejado. Yo tanto ya me veo incapaz, y si son las posturas de esos de la foto, yo lo llevo a la práctica y te aseguro que me tienen que recoger con unas esparihuelas. Te he dejado comentario en el post anterior.

    Besos EVA, y vaya fortaleza la tuya.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga Rafa, un poquito de ejercicio, eh? Y que no decaiga, que seguro que de tu abuela coreana algún arte en esto de las posturas heredaste. De lo contrario, mañana mismo te mando a casa el Kamasutra para Seniors.
      ;-)

      Besos y gracias a ti por lo que haces sonreir siempre.

      Eliminar
  7. Como sueño... me lo pido. Como el maletín de la señorita Pepis.
    El final me va
    Besos mi querida Eva

    ResponderEliminar
  8. Siempre me atrajo ese dibujo mitológco del laurel?, sin embargo prefiero no echar raíces y que el amor dure lo que tenga que durar, con pasión de la "güena".

    ResponderEliminar
  9. Unos textos que descubren un alma romántica y apasionada. Gracias por la voz de don Julio.
    Es la primera vez que veo la carta del Tarot -los Enamorados- con esa imagen del tronco que crece en las dos siluetas. Muy bonita.
    Besos, Zarza.

    ResponderEliminar
  10. Preciosa imagen, apasionado texto.

    Besos querida Eva.

    ResponderEliminar
  11. Cuándo (cómo, cuánto, dónde) disfrutaría el oler a lluvia junto contigo. Ese placer compartido, convertido en aromas que dejan huella; un tiempo con-sentido.

    ResponderEliminar
  12. Es que lo único que echa raices es todo lo que se hace con amor...!

    Precioso Eva.

    Besos feliz finde:)

    ResponderEliminar
  13. El amor que se extiende lentamente y va avanzando y esperando y ansiando, ansiando hasta el culmen final.
    O el principio...

    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Bendita lluvia,Madreselva!
    Salu2 lluviosos.
    (Hoy llueve en Murcia, después de meses... Y una lluvia fina, lenta, tranquila, mansa, divina de la muerte. Que siga, que siga.)

    ResponderEliminar
  15. Los amantes están hechos de lluvia.

    Cuánta belleza...

    Besos, querida rebelde

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva