sábado, 14 de junio de 2014

Une pluie de pleine lune


Y lloviste en mí...

y la lluvia

como tormenta,

y tromba de agua fresca,

barrió tus pasos,

bendijo mi huída.











Pocas veces ganamos, es más, las más de las  veces, perdemos.

En eso consiste el pulso, el golpe, ese Nocaut.

Hasta levantarnos,
aun viendo las gotas de sangre
perleando
nuestro rostro, 
y las mañanas...

 Mientras tanto que tal si nos alimentamos de tendresa... de ternura...


Aquí os dejo el mensaje bailando entre la música de unos versos y las teclas perdidas de un piano, tras un día más de esos entre los cuales morimos y suspiramos, pero en los cuales encontramos el halo de una arritmia que nos hace seguir latiendo.

;-)


                                             Tendresa






















17 comentarios:

  1. ¿En serio que la mayoría de las veces perdemos, Zarza?
    Pues sí, creo que llevas razón.
    Eso debe de ser por lo que me siento tan postrada que hace que nada me levante.
    Pero estoy aquí. Hoy has llegado la primera.
    Siempre estás conmigo.

    ResponderEliminar
  2. Algo habrá que hacer, después de la paliza que nos acaba de meter Holanda, me duelen todos los inexistentes huesos del alma... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piensa en positivo... no se van a llevar los 750.000 euros cada uno, que reclaman en sanidad, servicios sociales....


      un abrazo de consuelo :)

      Eliminar
  3. unas veces se gana
    otras, se pierde
    algunas se impone un equilibrio tal, que ni se gana ni se pierde o se gana y se pierde al cincuenta por cien.
    hoy, eso oigo que dicen, cantaban a voz en cuello cinco a cero. .
    me quedo con Lluís Llach

    te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena eres, Pilarica, creo que has dado en el clavo.

      Eliminar
    2. No hablaba de fútbol chicas...
      Pero bueno, toda interpretación es válida?
      Yo también me quedo con Llach.

      Eliminar
    3. Zarza, no lo olvides, esto es "Celtiberia show" :(

      Eliminar
  4. Sin"ayuda" ninguna nos perdemos nosotros mismos . Cuando perdura la ternura es ganado.
    Tendresa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices Manouche.
      Siempre se gana cuando perdura la tendresa.

      Eliminar
  5. Tedría que llover mucho más a menudo, Zarzamora.
    Salu2 lluviosos.

    ResponderEliminar
  6. Lo que algunos consiguen en las teclas de un piano...tú lo expresas en el teclado verbal de tu prosa-poesía que, como decía juan Ramón, todo es poesía.


    Bss (ójala llueva aquí...hace falta) :)

    ResponderEliminar
  7. A seguir latiendo, Eva. Me alegro mucho tu vuelta a mi blog. Me imagino que ya te estas recuperando. Ese es mi deseo, me encantan estas tormentas, yo quisiera un diluvio.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Siempre entendí que no hablabas de fútbol, tú eres universo perteneces a lo esférico no a lo cuadrado. Me encantó tu entrada.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  9. Grande Llac.
    Grande Zarza.
    Lo importante es que perdiiendo se gana la lección.

    ResponderEliminar
  10. Sin ternura no hay razón para levantarnos.

    Abrazotrote patí.

    ResponderEliminar
  11. En este mundo vivimos, y sucumbimos! :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Con arritmia y a pesar de de esas perlas de sangre, latimos.
    Ternura... hace tanta falta...

    Querida Eva, tocada hasta la fibra más escondida de mi ser tras leerte.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva