domingo, 20 de julio de 2014

AGUA Y VIENTO


Sólo soy  lágrima,
que anegada en la piel,
ya  he enjugado mi tristeza.

Y fundida en una ola,
me he echado a la mar,
perdida en su horizonte.












Y ...
arropada por 
la efímera belleza,
me llevaré conmigo,
sólo aquel beso,
que entre vómitos y nadas, 
en una ráfaga,
hasta
se llevó el viento.






P.S. Para la música, os dejo con Silvia Pérez Cruz
La descubrí en un concierto al aire libre, y su voz es una promesa cargada de futuro. Ya os iré colgando cosas suyas, porque además de voz, es poesía y un orgasmo oírla.



Para esta entrada...






20 comentarios:

  1. Maravilloso regalo musical nos has dejado.

    ResponderEliminar
  2. Silvia Pérez, más que futuro, es presente.
    Tus palabras suenan a pena, adiós y amor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso tu espacio. Fue un placer visitarte!
    Un abrazo,
    Yeli

    ResponderEliminar
  4. No conocía a la cantante pero tienes razón es muy buena.

    Tu poema me gustó mucho pero lo siento triste.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  5. Siempre he sentido debilidad por las Silvias del mundo, por esta, por su voz, también :)
    Seguro que el próximo poema es mas alegre, me sentiría "mas mejol" :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Las lágrimas pueden con todo: lo bueno, ll malo y lo regular.
    Las tristezas lo tiñen todo.
    Hasta lo sólido.
    La Cruz inunda cualquier espacio y este tuyoclo ha colmado
    Bs

    ResponderEliminar
  7. Con el vibrato de la cantante fundir sus lagrimas en las olas.

    ResponderEliminar
  8. Las lágrimas dejan todo mucho más limpio.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  9. Al orgasmo no me ha llevado, la he escuchado varias veces y me he ido ha YouTube para escuchar más cosas para ver si lo alcanzaba, no lo ha conseguido, pero no te niego que es encantadora, menudo gatillazo he tenido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. la lágrima se funde en el mar, sal con sal.... muchas emociones.
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Vaya, mi única posibilidad de orgasmo...

    ResponderEliminar
  12. Versos tristes y voz orgásmica... menuda combinación.
    Besotes, Zarza.

    ResponderEliminar
  13. ¡Que las lágrimas sean de felicidad, Zarzamora!
    Salu2 acuosos.

    ResponderEliminar
  14. Los románticos distinguían entre el llanto, que consolaba, y la lágrima, que destrozaba por dentro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Silvia Pérez Cruz. Ay, madre mía, qué buena es.

    ResponderEliminar
  16. Porque aquel beso fue un tesoro... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Las lágrimas... tan necesarias y a veces tan inútiles.
    Pero en un poema como el tuyo, se vuelven auténtica poesía.
    Hermoso, Eva.

    Besos grandes

    ResponderEliminar
  18. A mí la verdad es que el vídeo me gusta más bien poco, pero por eso precisamente, para gustos están los colores.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva