sábado, 30 de agosto de 2014

Demasiada arena amasada en el tiempo.

El pasado solo es una historia que nos contamos a nosotros mismos y enamorarse es una forma de locura socialmente aceptada  a la que me niego a participar, como a esas guerras de más con su cadalso y su guillotina afilando futuros,  




y con sus verdugos amaestrados para aceptar un día a día sin más lágrimas por llorar.





Walk on the Wild Side




15 comentarios:

  1. Una vez más, las fotografías son de Madoz.

    ResponderEliminar
  2. No podía estar más de acuerdo, Zarza.
    Al pasado lo modificamos sutilmente, según le convenga a nuestro estado de ánimo.
    El enamoramiento dura lo que un suspiro.
    Las fotos, preciosas.
    Buen fin de semana, guapa, entramos en el mes del otoño, para ustedes, de la primavera para nosotros.
    Abrazo y beso.

    ResponderEliminar
  3. El pasado es como ese regazo de abuela tierna, siempre dispuesta a acogerte y embriagarte de aroma a lavanda y galletas recién hechas, con independencia de que la tuya sea seca como un palo y jamás de dejase subirte a sus faldas.
    Es pasado es aquello que podemos moldear a gusto, un modo de huir.

    Un beso de vuelta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, sólo que para algunos el pasado es lo que algunos moldean con galletitas presentes para que lo digeramos mejor...

      Un beso.

      Eliminar
  4. Es en defensa propia :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. pero el pasado de uno es justo que lo modifiquemos a nuestro antojo, es propio... y moldeable...

    el amor... hace a el mundo girar dirían las chicas superpoderosas ja... que canción imborrable no? el veijo Lou.... besos Zarza...

    ResponderEliminar
  6. El amor es como un tabano invisible...revolotea en torno a la arteria

    ResponderEliminar
  7. El pasado, según sea procesado desaparece sin dejar rastro.

    Es de proceso lento pero lo llegamos a ver en su justa dimensión.

    Me detuve a pensar, muy buena reflexión.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  8. lo que el tiempo, tan como viento, se llevó, suele volverse contra sí, Eva.
    Mejor, por tanto, edificarse sobre nuevo y ahí caiga el aluvión sea o no sea arena ...movediza.

    La maleta, ay, esa maleta, Eva, cuánto habla por sí sola!!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Por mucho que te niegues, él hará lo que quiera. No conozco a gente que se haya enamorado por voluntad propia.
    Y, pienso como Genín, "maquillamos" el pasado en defensa propia...

    ResponderEliminar
  10. El pasado suele estar distorsionado. Ya no solo la historia si no nuestro propio pasado, nuestras vidas. A media de van pasando los días nuestro cerebro distorsiona ciertos datos anteriores y nuestros recuerdos acaban siendo en cierta medida falsos.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  11. El pasado es arena que nos sepulta.
    Besos mi querida Eva.

    ResponderEliminar
  12. Bueno, cada uno-a se enamora de lo que quiere, puede ser una persona, aficción, profesión, la " vida...", el caso es no dejar que la locura esa mate nuestra fé.

    Bellísimo.

    ResponderEliminar
  13. El pasado es una historia personal que cambia y la vamos adaptando a nuestra necesidad de reconciliación hasta ajustarla.
    Y el amor... locura aceptada. Y tanto. Que muchos justifican en su nombre aquello de que "en la guerra y en el amor todo vale".

    Aplausos.

    Besos, querida rebelde

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva