martes, 4 de noviembre de 2014

EL CINE Y YO V




Lo que va a caer estas próximas fechas cinematográficamente hablando vale la pena, vi en avant-première algunas de las cintas que van a llegar.
Os dejo de aperitivo 2:  Mommy, y Magia a la luz de la luna.




Mommy del canadiense Xavier Dolan.



La cinta se sitúa en un futuro en el que los padres con problemas con sus vástagos pueden dejarlos en el hospital. Die, (Mommy) es viuda, tiene problemas económicos y un hijo problemático con síndrome de ADHD. Steve es un muchacho lleno de vida, y su vecina Kyla quien entabla amistad con su madre, le ayuda a proyectar sueños y a canalizar su violencia.
El encuentro de estos tres personajes es una lección de vida, atrapados en una realidad hostil, en búsqueda de salidas con túneles interminables. 
No os cuento el final, porque es triste… como la vida misma en muchas ocasiones.
Es una peli para ver en el cine, el juego de cámara no permite la visualización desde un sofá, os perderíais la esencia. La pantalla se agranda y se encoge como los sentimientos vividos por los protagonistas. La música como siempre, en las cintas de Xavier  Dolan es lo que logra bordar las escenas.
No os la perdáis. Obtuvo el premio del público en Cannes, lo cual no quiere decir nada, pero es una de las mejores películas del año para mi gusto, y sin lugar a dudas. Es cruda, pero también emotiva, es como la vida misma puede ser. No sé por qué me recordó al salir de la sala a Biutiful de A. González Iñarritu, aunque nada que ver ¿o sí?.


Magic in the Moonlight  ( Magia a la luz de la luna) de Woody Allen.



Un hombre entrado en años, cascarrabias, presuntuoso, misántropo, y miembro de la alta burguesía londinense, Stanley Crawford  (Colin Firth, quien se sale aquí, además de que le queda como un guante el papel cuando interpreta a estos ingleses de altas esferas con sus orgullos y prejuicios, - y aquí soy objetiva y nada tiene que ver que sea mi ideal masculino- , es que es verdad, su interpretación es sin mácula) quien en su espectáculo interpreta al mago chino Wei Ling Soo, detesta al mundo y todo lo que le rodea. Lleva una vida racional hasta que uno de sus amigos de infancia Howard interpretado por el gran Simon McBurney,  al terminar su espéctaculo en Berlín, le propone un desafío y es que lo acompañe hasta la Côte d´Azur para  desenmascarar a la presunta Medium Sophie Baker (Emma Stone) quien está timando con sus falsos dones de espiritista a la familia de unos amigos suyos  a quienes está desplumando pues ya ha llegado a enamorar al hijo de la anfitriona, Brice (Hamish Linklate) quien se pasa las horas componiéndole cancioncitas con una guitarrita ridícula y ha embelesado a su madre  quien espera contactar con su difunto marido.
El encuentro entre ambos es brutal;  ella lo considera un arrogante y él una estafadora liliputiense y una mocosa. Tras sus múltiples encuentros Sophie logrará hacer dudar al gran Wei Ling hasta casi casi hacerle creer en sus propios cuentos chinos.
Los lugares en los que la realidad (Observatorio desde donde pueden contemplar la luna y todo el firmamento tras una buena tormenta, las playas de la Côte d´Azur) y la fantasía se entremezclan ofreciéndonos todos los tópicos de la comedia romántica son el ambiente introductorio a la magia.
El mago incrédulo y misántropo acaba hasta por ponerse a rezar y hacer tambalear sus propias creencias sobre la vida y el más allá, Nietzsche y la existencia de Dios… hasta que desenmascara a la farsante. El final es un cuento de hadas, pero la  magia ya es algo real: Una sonrisa y el sonido un tac.
Lo que más me gustó de esta cinta fue la música, estamos danzando entre Charlestón, y el jazz de los 20 de quien W Allen es uno de sus grandes fans y que tan bien conoce, y al cascarrabias de Stanley le toca  la 7ª de Beethoven en sus amaneceres inquietos. El vestuario y los decorados están delicadamente tratados y muy cuidados, sólo por ellos merece visionar la cinta, me recordaron a los del Sueño de una noche de verano.  No sé si con esta cinta W. Allen intenta dejarnos una especie de testamento, pero la ambientación y el guion (por momentos) no tienen desperdicio, os dejo una muestra.

Sophie: ¿Me perdonarás?
Stanley:  ¡Qué te perdone Dios!
Sophie: ¿Pero si no crees en él?
Stanley: Pues, por eso mismo.

W.Allen le debe mucho a su público francés, aquí se le trató siempre bien, y también el hecho de que la ambientación se dé en el Sur de Francia, son una especie de tributo por parte del viejo y cascarrabias misántropo Allen, quien tal vez a sus 80 años empiece a plantearse aquello contra lo que toda la vida se empeñó en demostrarnos. Chi lo sa.
Esa es la magia del cine.

Y con esto me despido de todos vosotros, amiguitos...


Y con la música de Nino Rota, como no.









19 comentarios:

  1. Habrá que tomar buena nota de ellas, y si las recomiendas verlas cuando sea posible.

    Besos EVA y que tengas una feliz tarde.

    ResponderEliminar
  2. Nos has puesto deberes :)
    Wody Allen, en principio, ya me seduce; y tras el diálogo (genial) que nos dejas, aún más.

    ¡Viva la magia!

    Bss Leona cinéfila

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho el vídeo.
    Los argumentos de las pelis nunca los leo antes de verlas porque siempre adivino el final :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Las de Woody Allen llegan a Buenos Aires, la canadiense tengo mis dudas, pero la tendré en cuenta.
    Gracias, Zarza, por la información y el video.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Cinéfila Eva, me las apunto pero ya, porque tienen muy, pero que muy buena pinta.
    Merci.
    Besos miles.

    ResponderEliminar
  6. Por los argumentos, son de las que enganchan desde el principio y si encima tienen una buena ambientación eso ya es, miel sobre hojuelas.

    Gracias por tus recomendaciones creo que voy a disfrutar la de W.Allen

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  7. Amo a Dolan y también a Allen. Son dos tipos cuestionados por la élite del cine, uno por atrevido, el otro por demasiado curriculum. Pero yo los amo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Pues como me gusta Allen, seguro que la veré.
    Un besazo, linda dama

    ResponderEliminar
  9. La veré en el momento que le traigan aquí.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Buenas reseñas, quizás en algún momento puedo verlas.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  11. ¡Donde esté Fellini, Mastroianni y la Cardinale!

    ResponderEliminar
  12. Gracias, Eva, ahí ando yo eligiendo pelis, en noviembre se celebra en Sevilla el festival de cine y disfruto escogiendo, no se puede ver todo porque la oferta es amplia, pero atractiva.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Gracias Eva por tus recomendaciones. Estaré atenta a la cartelera.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Había visto alguna reseña de la primera y tenía cierta curiosidad, que ahora se aumenta con tus palabras.
    Sin embargo a WA seguro no lo veré, hace tiempo le cerré la puerta, exageradamene quizá.
    Un fuerte abrazo, mi Eva querida.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por tus recomendaciones, Zarzamora.
    Salu2 cinematográficos.

    ResponderEliminar
  16. La de Woody Allen no me la pierdo.
    Ahora no estoy para historias que me toquen la fibra, pero la tendré presente.

    Besos, enormes

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva