miércoles, 10 de diciembre de 2014

SERENDIPIA


Este otoño tan extraño como travieso ya casi se nos se va bostezando, y se arrastra melancólico entre los días de tormenta y las noches de lluvia persistente, como para decirnos que llegó tarde, pero que quería hacernos un guiño antes de marcharse.  


Sacamos por fin los paraguas del armario y guardamos las pupilas detrás del espejo.
Dejamos las hojas secas en el asfalto cubiertas de lluvia para volver a soñar un invierno, bañando los recuerdos cobijados bajo la inercia del tiempo, emprendiendo así de nuevo el camino de las chimeneas.  

Como hace tiempo que ya no salgo en las fotos de familia,  ni recorto ideas, ni me maquillo para encontrarme  en mis cuadernos de viaje, tampoco me pongo a mirar por el retrovisor lo que ya fue. Me conformo con atesorar las ausencias, acurrucando palabras, frases, historias de lo observado y lo vivido, sabiendo que regresaré  al despeñadero de lo conocido como  volveré  a mi exilio cotidiano.


Lo que más me gusta del transcurrir de las estaciones que siempre asocié a los ciclos de una vida, es la etapa del tránsito, la del abandono a un tal vez, a lo que ha de ser y será, o no, y la mimo como una mera espectadora que se asobina ante el miedo a un mañana empañado de tristezas que sabe que irá menguando entre el calor de unas sábanas por estrenar, o un metro por el que cada mañana navegarán y naufragarán,  acompasada a nuestra mirada, la solidaridad de otras miradas tristes, o las citas,  que ilusionados, nos quedarán por envolver en papel de celofán.

El no haber sabido vivir la vida como un destierro voluntario, y el haberme negado a ser protagonista inclusive de mi propia película, me hace regresar a la guarida, con nubes  de color rosáceo pero sin humedad en los huesos,   aprendiendo que la rutina de las estaciones tiene el tinte descolorido de lo conocido, y que bajo su manto logramos sentirnos protegidos por una masa de recuerdos, que en un descuido, puede bañarnos con sus lágrimas de perlas, o bien abrazarnos a los brotes de las flores de un cerezo, o a los árboles que ya andan inquietos esperando su Primavera, o a ese beso tuyo, improvisado, que es mi serendipia.



44 comentarios:

  1. Yo también quiero encontrar algo, y aunque no busque lo que sea bienvenido sea. Y si son dos besos mejor que uno; todo que sea bueno, menos una patada en los"tales" como decía un tío mio malagueño. Te veo romanticona y algo melancólica; híncate un par de carajillos después de comer y te pones como una moto: vamos que si pillas al amigo Fernández le sueltas dos guayas.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Romanticona y tristona yo hoy?
      Sonrío.

      Nunca he bebido durante el día, y sola, jamás. Sólo tomo con los cuates.
      Y Fernández... está muy melosito últimamente.
      Ya os contaré.
      ;)

      Besos, Rafeta.

      Eliminar
  2. Que dices que Fernández está melosito; igual tiene la tristeza del naranjo, o lo que va es estreñido.
    Cuídate "quilla".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe con este Fernández... pueden ser ambas cosas.

      Y cuídate tú tambien, no te vaya a dar un mal aire, o un ramalazo de esos tuyos que te dejen indispuesto de las cervicales o del estómago.

      Besos "primo".

      Eliminar
  3. Me ha gustado este paseo otoñal, poético, pero sin remilgos.
    Dejar que los recuerdos "nos abracen a los brotes de flores de cerezo"...Es una visión positiva del otoño y una expresión lírica muy lograda.

    Un amistoso abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mil gracias Fanny, por entrar y leer el texto...
      Otro amistoso abrazo, preciosa.

      Eliminar
  4. Cuando nos presentas ese Fernandez ? tengo muchas ganas conocerle....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manou... je ne peux pas montrer des photos, c´est un personnage publique qui en plus fait de la politique.
      Fernandez c´est un faux nom.
      Mais promis, j´irai dessinant le profil du type en question.

      Eliminar
  5. Tus palabras de hoy han sido un baño en las estaciones, una deliciosa recreación del cambio de estación.
    Me ha encantado.

    mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leerme,maduixeta, algo parecido quise expresar, esperando aún las que nos quedan por venir.

      Besos.

      Eliminar
  6. El otoño esa estación que como nos sucede en algunas etapas de la vida,o incluso en el día a día nos hace melancólicos y nos invade de nostálgicos recuerdos esos que nos pueden subir y bajar en el carrusel de la autoestima pero que a la vez nos hace comprender que la vida esta hay y que no merece la mentarnos por lo que ya esta hecho si no por lo que esta por venir.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida sigue...
      Y no nos espera ya andemos con baja o alta autoestima, ella está siempre ahí.

      Y no sé, yo soy muy de pasado, sin el que no sabría entender ni mi presente ni lo porvenir.
      Saludos.





      Eliminar
  7. Pues corazón yo eso de la serendipia no lo entendía, como a pesar de ser un carcamal y estar mustio me puede el aprender, miré en la RAE y dice:

    La palabra serendipia no está registrada en el Diccionario. Las que se muestran a continuación tienen formas con una escritura cercana.

    endiosar.
    enditarse.
    entibiar.
    enviciar.
    merendilla.
    merendillar.
    merendita.
    rendir.
    Real Academia Española © Todos los derechos reservados

    Así que sigo tan ignorante "come prima" :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. :)

    Bien!!!

    Al menos tú buscaste...

    Te voy aclarando, ¿vale?

    http://www.significados.com/serendipia/

    Besos y salud.

    ResponderEliminar
  9. La serendipia es algo fabuloso para mí, porque acarrea sorpresa cuando menos lo espero: estoy metida en algo hasta el caracú y me aparece otra cosa que nada tiene que ver y es un descubrimiento positivo. Me ha pasado pocas veces, sin embargo fueron gratos hallazgos inesperados.
    Todas las estaciones tienen su encanto, hay que saber buscárselo, aunque a mí la que me cuesta sobrellevar es la veraniega.
    Abrazote, Zarza.

    Lamento no haber sabido responder a tu pregunta sobre cómo cortar el texto, quizás alguien más experto te pueda informar.

    ResponderEliminar
  10. La diferencia es en qué unidad cuentas tu paso por esta vida: ¿Primaveras? ¿otoños?.... Serendipia fue merodear por los blogs y encontrarse contigo :))


    Bss

    ResponderEliminar
  11. Y las sorpresas que te llevas?

    Lo inesperado es un impulso incalculable

    ResponderEliminar
  12. Serendipia para mí ha sido encontrar gente como tú en la blogosfera.
    Un beso querida Eva.

    ResponderEliminar
  13. Una buena serendipia ese beso improvisado.

    Tuve que ir a buscar la palabra en la Wiky no la conocía.

    Lindo texto como siempre.

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  14. Recordaba una película que se llamaba "Serendipiti" o algo parecido, y sabia por donde iban los tiros, pero no es un palabro de mi uso cotidiano, aunque resulta agradable al oído y si a ti te va bien, fabuloso.

    ResponderEliminar
  15. Por que sea un tópico, el otoño y el invierno es época de recogimiento. De guarecernos en nuestras madrigueras. Al amor del fuego recobraremos fuerzas y, cuando llegue la primavera, zas, abandonaremos la guarida y temblarán de miedo los bichos que nos amenazan.
    Salu2, Madreselva.
    La sérendipité, ça existe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me faltó un "más" entre Por... y que sea...
      Salu2 renova2, Zarzamora.

      Eliminar
  16. ¡Qué bonito nos cuentas!
    Dejarse llevar por las estaciones es para mí acompasar mi ritmo al de ellas. Para qué correr tanto si ya el tiempo nos corre y vuela.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Yo también asocio las estaciones a las diversas etapas de la vida.
    El invierno me abraza cada vez con más fuerza.

    Besos guapísima.

    :)

    ResponderEliminar
  18. ---------- ♥

    ---------- **

    --------- *o*

    -------- *♥*o*

    ------- ***o***

    ------ *o**♥*o*

    ----- **♥**o**o**

    ---- *o**♥***♥*o*

    --- ****♥**o**o****

    --**♥**o*****o**♥**

    -****♥**o*****♥**o***

    *♥***o***♥**o***o***♥*

    ----_____!_!_____
    ▼ozna-ozna
             \  
              \
               \
                \
                 \
                  \       
                   \ ●
                    /i\
                    /\
    Esta amiga que te quiere un montón te desea querida amiga felices fiestas y que la paz y el amor more en tu corazón por siempre. Mil besinos ¡¡¡ Te quiero ¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. El invierno frío el mas esperado por mi. El mejor.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Cada invierno como sombra cada destierro como naufragio cada otoli com transición a las eternas primaveras. Y todo, definitivamente, el ansiado ciclo vital al que dedicarnos en cuerpo y alma, Eva.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Inviernos de frio. Templanza de otoños y ciclo vital de primaveras por las que tanto luchamos.
    Besos, Eva

    ResponderEliminar
  22. tan bonita como siempre! Un abrazo, guapa, reguapa.

    ResponderEliminar
  23. Preciosas letras...llenas de sentimiento y sensibilidad, pero con esa garra que imprimes a cada momento de tu vida.
    Cuando llega el otoño, los murmullos interiores se agolpan, nos depojamos de lo superfluo, como las hojas de los árboles caen y vuelan,ellos, (los árboles) meditan en invierno, porque gracias a esa caída de hojas, florecen en primavera, dan sombra y nos cobijan del sol ardiente del verano.
    Me encanta el otoño, y cuando tocamos estaciones lo repito sin cesar.
    Me encanta haberte encontrado preciosa, ha sido, este si, un gran descubrimiento.

    Besos cielo.

    ResponderEliminar
  24. No sé que tiene el otoño que nos hace escribir de otra manera, más bonito, más sensibles los escritos. Me gusta el otoño, y las personas que escriben con un corazón lleno de luz. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Que vivan los días de lluvia para que sigan inspirándote.
    Precioso, precioso.
    besos

    ResponderEliminar
  26. Hola Eva, ni que preguntar tenías para utilizar el vídeo, es público y aunque fuera mío sería un honor que quisieras compartirlo.
    De las estaciones, ahora prefiero el otoño aunque donde vivo casi no hay diferencia con excepción de los meses de calor. Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  27. Como siempre, simplemente, un placer leerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  28. Hola interesante el blog!!!, saludos!!!

    ResponderEliminar
  29. Aunque tienes razón en lo del otoño, lo que yo valoro más es que hayas vuelto, no podíamos pasar las Navidades sin ti.
    Con alegría, quiero dejarte un abrazo muy especial.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  30. "Puede suceder lo que sea; siempre hay alguno que lo veía venir."

    Fernandel

    P.D. :Era muy gracioso!

    ResponderEliminar
  31. El otoño este despistado que de buenas a primeras se ha convertido en un principio de invierno , mal encarado:vamos que es un despistado que no se entera...:)

    Vengo a dejarte y no por casualidad ; un beso lunero, porque si lo dejo para mañana no llego a tiempo y eso duele...jejeje

    Besos guapísisma feliz lunes.

    ResponderEliminar
  32. Hermosa entrada.

    El otoño llegó tarde y ya va muriendo en brazos del invierno.
    Adoro el otoño.

    Besos, mi querida rebelde

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva