lunes, 4 de abril de 2016

ARAÑANDO LA MEMORIA.




Una rosa es una rosa es una rosa es...

No siempre lloramos con los ojos abiertos.
Las lágrimas que se lloran por dentro
son las alimañas que nos arañan las pupilas
en las pestañas, 
abriendo nuestros recuerdos.







18 comentarios:

  1. Las lágrimas que no afloran, dicen, se enquistan en el corazón.
    Salu2 rosáceos, Madreselva.

    ResponderEliminar
  2. Esas lagrimas, son las que mas duelen.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. La rosa
    no buscaba la aurora:
    Casi eterna en su ramo
    buscaba otra cosa.

    La rosa
    no buscaba ni ciencia ni sombra:
    Confín de carne y sueño
    buscaba otra cosa.

    La rosa
    no buscaba la rosa:
    Inmóvil por el cielo
    ¡buscaba otra cosa!

    No es mío es de Lorca.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bien lo has descrito prima!

    ResponderEliminar
  5. Es mucho peor cuando no salen las lagrimas y se llora con el alma y el corazón... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. [yo]'también sucumbí a una.

    y [no] era rosa.
    ¡ay, de abril!


    besos

    ResponderEliminar
  7. Preciosa esta canción de Mecano.

    Una rosa es una rosa es una rosa es una rosa.

    Precioso.

    ResponderEliminar
  8. Curiosamente esas lágrimas oscuras y silenciosas que vertimos hacia adentro, nos iluminan.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Esa lágrima que nos deshace por dentro...
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Encanta...or
    "Et rose elle a vécu ce que vivent les roses
    L'espace d'un matin".
    Hay para llorar a dentro y a fuera.

    ResponderEliminar
  11. Joder, Zarzamora, esos versos son sencillamente acojonantes. Son de los de ser escritos en una pared, de lo de forrar una carpeta, de los de memorizar hasta el día en que te mueras.

    Impactado me quedo.

    ResponderEliminar
  12. Sin palabras...una rosa es una rosa es uno de los temas mas bonitos, al menos para mi, y el mensaje clarito y al centro. Besotes.

    ResponderEliminar
  13. Esas lagrimas de dentro son las peores. Besitos pero sin lagrimas, yo te los doy con alegría.

    ResponderEliminar
  14. Y te leo y pienso, tesoro: Las lágrimas que no ven la luz son las espinas que arañan con inquina los recuerdos. ¿Alegoría de la vida? No sería la rosa rosa, sin sus astillas. Pero lo que nos cautiva de ella son los pétalos, su aroma. Lo que pincha queda en el tallo y tener a mano unas tijeras podadoras siempre es nuestro recurso del que podemos echar mano si lo necesitamos.

    Recoged las rosas mientras podáis, largos son los días de vino y rosas, de un nebuloso sueño, surge nuestro sendero. Y se pierde en otro sueño..

    Besets!

    ResponderEliminar
  15. Las lágrimas que se lloran por dentro son las peores.
    Hay tanto dolor, soledad y pena en ellas que conmueven más que las otras.

    Besos, querida mía

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva