jueves, 30 de marzo de 2017

E LA NAVE VA...

Desde el muelle despedazado por el último vendaval, con un pie en el sur que me dilatas y la sombra de un norte alborozado en el umbral de esta primavera, entre nubes negras y perlas de plata que bifurcan en los labios que nos mordemos hasta hacerlos sangrar,  E la nave, va...


Va cuando recuerdas mi sonrisa y mi voz, y lo que despierta mi voz en la hambruna de tu pecho.
Sabes que no veo esas olas que me cuentas, y que se deslizan y se enroscan en los tobillos y en la sien,  acicalando la inofensiva vehemencia de una resaca en calma.
Me pides que retome la pluma como espada, que lacere la frontera que nos separa y alborota, que hay que seguir rompiendo normas, y  entonces se debilita la sequedad entre los mordiscos del alma.
Transgredimos los bálsamos que ya no curan. Sólo los que lo hemos sufrido llevamos las arrugas en el rostro sin querer esconderlas. Sólo los que  pueden reconocer esos surcos entienden  la desgana. No hay como haber pasado por las cosas para entenderlas. Y no obstante,  no podemos hacer absolutamente nada cuando estalla la rabia, el desconsuelo y el desaliento.  
No sé quién dijo que el dolor es catarsis. Y la catarsis es esa esquirla llamada memoria arrojada a los olvidos.
Me dices que todos tiramos la toalla, y luego,  morimos. Que algunos ya no resucitamos pero seguimos en pie. Y que volvemos a morir y así sucesivamente.
Y si te quiero, igual será hasta por eso,  porque eres tan veleta como yo en días de ventisquero, pero...  no tan deprisa... que llego de lejos, y a pie...

;)


Post Scriptum: Y es que hay días que juegan  con nuestros sentimientos sin saber porqué.

¿O serán o son nuestros sentimientos los que juegan con los días?

Chi lo sà...

E, nel frattempo, la nave, va...



10 comentarios:

  1. Me has dejado muy intrigado, sin tu quererlo, lo se, se supone que yo he visto todo lo que hizo Fellini, incluso, el titulo me suena un montón...E la nave va... y curioso he buscado el trailer, lo he visto y no me ha hecho recordar nada, lo que si está claro es que huele a algo bueno, claro, como va a ser malo con Fellini de por medio... así que tendré que encontrar y ver la película, con urgencia...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada, quien pudiera ir todos los días a un muelle a reflexionar, aqui el mar queda un poco lejos...

    ResponderEliminar
  3. Bonito texto compañera, no sé si te veo en plan romántica, o "rebotá, sea como fuere me gusta. La película no la he visto, y lo último de Sabina, lo he escuchado muy poco.

    Besos querida EVA.

    ResponderEliminar
  4. La distancia y el clima juegan con nuestros sentimientos

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Zarzamora:
    espero que la singladura sea próspera y el viaje nos haga más sabios, como en el poema de Ítaca.
    Salu2 bateaux.

    ResponderEliminar
  6. ¡Oh capitana, mi capitana! Ar! (poniéndome en pie). Naveguemos el Claro de Luna, cariño, que el viento nos lleve por donde quiera llevarnos que ahorita me abandono (léase espachurrarme) al vaivén de tus palabras que saben a espuma de mar. Ya sea como un terso balanceo o acariciando, con vehemencia, los arrecifes más escarpados y siempre afinando so María Callas de los sentires.

    Gracias por la travesía, bellísima (la travesía también, tú más).

    “No voy a demostrar nada, voy a mostrarlo”. Don Fellini dixit.

    Besets!

    ResponderEliminar
  7. Ooops, creía que había puesto un comentario.
    Te decía que estoy como Genín, no recuerdo haber visto la película y tendré que arreglar eso.
    Buena semana. Besos.

    ResponderEliminar
  8. la nave va pese a miles de puertos donde anclar y quemar velas.
    Será un poco de todo y tal vez mucho de lo que está dentro clavado al rojo vivo.
    ¿Quién lo sabe?

    Te mando un abrazo enorme lleno de brisa, querida Rebelde.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta que siempre te las arreglas para hablar del amor en todas sus formas...

    Besos 😘

    ResponderEliminar
  10. Caer y levantarse una y mil veces,
    eso es la vida.
    Como siempre excelente

    Mil besos mi querida Zarzamora

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva