martes, 25 de abril de 2017

A BUEN ENTENDEDOR 1

"Es tiempo de azahar y de jazmines.




                                                          Ya no más primaveras negras".  E.M.

Hacía tiempo que estaba en el aire, como esas flores que una hace volar con un simple suspiro. Dientes de león que sólo esperan lanzarnos la garra de vuelta.

Hoy París amaneció llorando su xenofobia, arrastra desgano e indiferencia, y toda la miseria y el desprecio de lo que la rodea. Siempre altiva y madre de revoluciones anda ya cansada, y como yo, le hace una manuela a lo que los agogeros y las adivinas llaman "inevitable", a lo que está escrito en un cielo en el que hoy sólo vislumbro urracas, buitres, y depredadores. Y disculpadme/discúlpenme si pienso que ella no es así.

Tal vez llegue hasta la hora de irse de aquí... lo llevo diciendo hace tiempo, pero todo llega cuando los cimientos no se cuidan, y dejamos cualquier ideal que sea, político, social, amoroso, o de hermandad al amparo de las hienas, urracas, carroña de cualquier índole, entrar donde jamás debieron... ya que  éstas son insistentes, no cejan en su empeño hasta lograr su presa, y sí saben cómo cuidar de un jardín en ruinas,  haciendonos perder no solo la cabeza sino también hasta  succionarnos la esencia.










Y en esos casos, si bien suelo optar por escaparme, (la huida es mejor que acabar hacinada entre piojos o gases irrespirables), y antes de que me falte el aire, o que los trenes me conduzcan a derroteros inusitados e insospechados, prefiero descalzarme y seguir una vía de tren, o una arteria que como vía aún siga sangrando y sin catéter, a pelo, y asumiendo los riesgos que corren las venas.



El análisis sobre los resultados del domingo  ya los dejé en el lugar donde mejor sé que tendrán el eco que merecen.




… que te has pasado media vida haciendo y deshaciendo maletas, llevando los bártulos como un fardo que no pesaba, tejiendo y destejiendo latidos,  entre acanto y acíbar, rostros afásicos y chamarileros, vendedores ambulantes de sueños que sabían a colza, chicoleos y cristomatías, con el mar de fondo y a la luna de Valencia, respirando hondo y arriesgando olas, -que quien no se moja no atraviesa mares-, que en tu mirada vi mi planeta en el que tú, niño heresiarca me regalabas una rosa aquel verano en el que me viste pasar sin dejar de girar y de girar en los viajes de un laberinto de pájaros, de fauna, de andenes, de vías de tren sin destino, de círculos que no acababan por cerrarse hasta sacarles la tarjeta roja ese día en el  que los nudos empiezan a desatarse solos y acabas bajo una dipsomanía ecléctica, y sueltas la sonrisa, y la pintas con pompas de jabón para que estalle de una,  frágil, etérea,  aunque con ella se aúnen rosas con espinas, que un/mi cuerpo no es fácil, y quien se arrime que sepa que hasta pueda que se lastime y se duela, que  ya es tiempo de lanzarse en trampolín ante la estela que deje la piel en su abismo, que sólo quiero ser viento para que mis manos y mi talle bailen bajo tambores de selva, porque anda sigiloso el tiempo de las nadas y nadando uno/a se hunde más en el vacío, que ya no hay nada más que recoger tras la siembra, que algunas son baldías, que la esperanza se ha teñido de azules, que lo verde ya no cobija, que la buena sombra y el buen abrazo distan de los pétalos de las nubes, que sigue lloviendo y París llora porque la atenazan las sombras de una primavera negra y tardía.

Peroo porque aún sé que la vida me/ y nos seguirá besando en la boca,  y sé que la mía si ya vacía de besos rotos se estrellará llena de luz en la tuya y por sorpresa...  ya sólo por eso hay que seguir peleándole los pétalos a cualquier atisbo primaveral aún lleno de espinas.





16 comentarios:

  1. Preocupante

    Y aunque no gane, el simple hecho de ser candidata....

    Y Macron...pufff

    Ni patria ni patrón, ni le Pen ni Macron....allí en París ya escrito

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contra le Pen todo.
      El resto esta vez no lo firmaré...
      Me parece pueril, y hasta extremadamente insensato.
      Es lo que creo.
      Y pese a equivocarme...
      Besos.

      Eliminar
    2. Lo que no quiero es que gane le Pen

      Eliminar
  2. Tan así de ciegos como en esa tira de Quino están? Bueno, igual el mundo se está equivocando bastante en política, mucho tediria... Está todo patas para arriba, no me extraña que Francis quiera estar al tono...

    Suerte entonces Zarza... La vas a necesitar 😞

    ResponderEliminar
  3. La gente se está volviendo loca, la derecha y la ultra-derecha está ganando terreno, y parece ser que olvidamos muy pronto el pasado, o somos masocas, y nos gusta que nos den candela, y así nos luce el pelo; vamos que tenemos lo que nos merecemos. Fíjate lo que pasa aquí con el PP. La mayoría de su cúpula un atajo de chorizos, y si mañana hubieran elecciones volverían a ganar.

    Besos querida EVA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La memoria se hace indispensable en estos casos.
      Sí.
      No votar con el corazón ni con las tripas, sino con mucha cabeza.

      Besos querido Rafeta.

      Eliminar
  4. Zarzamora:
    espero que la cordura se imponga y Marine acabe donde debe estar, en las cloacas.
    Salu2 espoirs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que no salga ya de ahí...

      Bizz courageuses, murcianico.

      Eliminar
  5. Mon vote ne sera pas de circonstance comme beaucoup. Depuis le début je vote Macron : la jeunesse et la vision intelligente d'un progrès social écologique et technologique.

    ResponderEliminar
  6. Queda la batalla decisiva...
    Aquí lo tenemos crudo mi amor, nos queda decidir si seguir dejándonos dar por culo por los corruptos de Rajoy y su derecha, o Por los niñatos populistas de >Podemos y el Coletas, que nunca los he votado ni los votaré, pero es lo que hay... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Esperemos que no suceda lo que pasó con mis vecinos.....

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Esperemos que no gane. La entrada genial. Besotes.

    ResponderEliminar
  9. "Anda sigiloso el tiempo de las nadas", escribes, y yo añado: de esas nadas mentales.
    El mundo va de cabeza ante tanta violencia y desencanto. Ya nada sirve, todo es obsoleto, pero ¿llegar a esto?
    Preocupante es poco; es aterrador.

    Besos, querida Eva.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva