martes, 14 de noviembre de 2017

COMME CI, COMME ÇA ;)




Eres ese acorde 
que acompasa
el tic-tac,
de mi descompasado
corazón.

En mi túnel 
ese  "raíla"
en el que 
tus 
suspiros,
clavan la aguja...
Sin rumbo




foto, E.M.


Cuçi, Cuça...

                                                             
                                                                        foto, E.M.

3...2...1...


Chejov escribió:


"No me digas que la luna brilla; muéstrame el resplandor de la luz sobre vidrios rotos"

Yo en aquel viaje que me condujo al abismo, sólo quería o pretendía detener el tiempo... 
Suicidarme con él.
Retarle a nuestra última partida de ajedrez,  prometiéndole, sólo una partidita más,  con un punto y final, si toca,  y sin enroque.

No elegir qué estrella que por pequeña que fuese la que eligiese, fuera capaz de vulnerar ese espacio en el que mi sol y tus/las lunas trastocasen el agujero negro en el que te anidase en mi regazo, tomando como testigo todo ese universo desprovisto de réplica y de lágrimas...

La vida sigue...  Es una puta...  y tan cabrona como deslumbrante.

Pa mi Zayi, y mis fieles seguidores de hace añares...

Aquel texto que sigue incólume: 


Por la parte que me toca, 
sigo siendo la misma...


Comme ci, comme ça....



;)


Sonrío...


9 comentarios:

  1. Muy bien criatura, aunque yo de partituras musicales ni jota, y de ajedrez menos; joder podías haber propuesto de echar una partidita al juego de la Oca. Por muy puta que sea esa vida, que siga con nosotros mucho tiempo; al fin y al cabo como dices tan bien es una cabrona muy deslumbrante que nos ofrece muy buenos ratos. Pues nada querida, sabes que siempre es un placer para mí, pasar por tu casa

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  2. La vida es como es y tenemos que vivirla al son que ella marque.
    Me ha gustado leer tus "cristales rotos" son maravillosos déjalos tal cual, que se note que ha pasado vida por ellos.
    Me apasiona leerte porque toda tú eres pasión, me encantó la música con la que cerraste la entrada.
    Besos a puñaos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué idea más buena, Zarzamora!
    ¡Pasar a una partitura la música de los latidos del corazón! Si el corazón está triste, mejor que sea un violín el que le dé voz. Si está feliz, una guitarra. Y si el corazón desafina, uf, no sé qué habría que hacer en ese caso.
    Recuerdo una anécdota que leí de un compositor francés, cuyo nombre no retuve, que echó a un perro por la ventana (como la defenestración de Praga) porque no soportaba que ladrara desafinadamente.
    Salu2 notés.

    ResponderEliminar
  4. Un texto muy tuyo con esa cosa agridulce que manejás tan bien.
    Me encantó Cristales rotos.
    Y sí... la vida es una puta que un día te seduce y el otro te da la espalda.
    Un gran abrazo, Zarcita.

    ResponderEliminar
  5. Tic tac, tic tac, tic tac... y el corazón retumbando.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hoy lo que me provoca es quedarme con la alegría que me comunica Zaz, y definitivamente me quedo con ella :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Leí Cristales rotos.
    Me llegó muy adentro y sin conocer a Zayi, un abrazo bien fuerte para ella.
    Y ahora encuentro a mi amado Chejov, a la luna y mucho para leer con atención para saborear cada pensamiento depositado.

    La vida sigue. Por puta que sea, a veces hasta nos besa. Y lo hará.

    Besos, querida Corsaria Rebelde.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva