martes, 17 de diciembre de 2013

TOCA MOVERSE

Todos decimos estar atrapados, que las cosas van mal, que son unos sinvergüenzas, que...
Despotricar está bien, pero no me gusta sin acción.
Soy más de calle que de sillones, más de decir y hacer lo que pregono, que de comer palomitas sentada confortablemente mientras veo todo lo que no me gusta.
La única forma de hacer algo, y lo siento mucho por si a alguien le molesta, es haciéndolo.


Me cansé de los hipócritas, de los de la boquita para afuera, de los que quieren cambiar el mundo desde su mando a distancia.
Así que salimos a la calle otra vez más contra este Hollande y sus promesas sin futuro ( qué poco me gusta que me mientan) , y me encanta ir de tu brazo, de ese tatuaje que revoluciona miles de mariposas en mi interior, aunque no te lo confiese. Porque sé que de tu mano, y tras tantos años, e incluso con muleta, me siento bien, segura, y en plena confianza.


Me gusta abrazarte, y que sepamos que las concertinas no se pueden escudar tras los campos de nadie. 
Que los hemos visto, y no podemos permanecer sentados.
Que la música es otra cosa, y lo sé cuando te oigo tocar con rabia la batería, y es la de un campo sin concentraciones ni hacinados cuerpos de desdichas.

París nos lo puso bonito y todo, sol radiante, sonrisas, ganas de manifestarle al mundo nuestro desacuerdo. De barrer tanto recorte y tanta mentira.

Foto, E.M



Foto, E.M.

Me da igual la indiferencia en la que muchos se arropan y por lo general en todo sentido.
Para mí esa gente, sólo son pedazos de carne.
Sé que sólo el grito es capaz de hacer volar las alas inquietas y rebeldes de 


las mariposas.

Que callando, ellos se fortalecen... y crecen, y se multiplican,  y se hacen cada vez más grandes.

Y hasta la Tour Eiffel a nuestro paso, nos hizo un guiño ;-)












23 comentarios:

  1. ¿Por dónde empezamos?

    Saludos Zarzamora

    ResponderEliminar
  2. Es verdad, tienes toda la razón del mundo, aquí faltan muchos cojones para hacer lo que dices, los que hay lo hacen, es cierto que aquí los hay, pero no son suficientes, ni suficientemente determinantes, en fin, no hay que perder la esperanza, que tengáis suerte ahí, a ver si aquí nos vamos echando de la poltrona a la calle...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Pasa en todas partes. No hay más que ver cuántos hacemos huelga: nunca hay demasiada gente dispuesta a perder el sueldo de un día...

    ResponderEliminar
  4. los mismos perros
    y encima y más los mismos collares para asfixiar a quien tengan a mano.
    de esos hay que comerse hasta el tarro, Eva, aunque dan náuseas. En fin

    ResponderEliminar
  5. Llevas mucha razon en todo lo que has escrito, mi rebelde compañera...

    Siempre he dicho que las rebeliones deben hacerse afuera en las calles y no detras de un pc, aunque claro, eso tambien ayuda a ideologizar (se dice asi????) gente...

    Un amigo en una oportunidad me dijo que la gente pobre carece de internet y que por eso, muchas veces en estos medios se ven fortalecidos los contrarios malvados, creo que lleva razon la persona que me lo dijo....

    Por eso yo reflexiono y creo que debemos de afianzar ambos, aquellos que podemos hacerlo...

    Besos caribeños amiga rebelde.

    ResponderEliminar
  6. Uno se manifiesta, protesta y luego salen en las elecciones los mismos... ¿!
    No sabe uno qué hacer.
    Salu2, Madreselva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te me rindas... Tú no, murcianico.
      Salu2 y bizz.

      Eliminar
  7. Eeeeeeeeeeeso los cambios se construyen mediante la lucha constante y permanente y no caen del cielo. Roma no se hizo ni se cayó de la noche a la mañana.
    Más denuncia da más consciencia, más organización y más acción.
    Besos mi Cantaora!!!

    ResponderEliminar
  8. Bonitas imágenes y muy certero tu texto y lo que estáis comentando. Muchos despotrican y se quejan sentados en el sofá, con una cerveza en la mano y engordando el culo, pero luego resulta que hay una protesta y no salen a la calle, por miedo a que les den un palo, y sin la unión no hay fuerza. Aquí siempre dan la cara los mismos, y siempre esos mismos son los que les echan cojones.

    Besos EVA, ZARZAMORA.

    ResponderEliminar
  9. Cómo me gustan estas movidas que cuentas que son tan necesarias, pero aquí NO SE MUEVE NI DIOS, y no será porque no mos la están metiendo floja.
    espero que os imitemos alguna vez.

    ResponderEliminar
  10. "Indignons-nous" a écrit Stéphane Hessel. Titre incomplet, il aurait fallu ajouter ..."Et agissons".

    ResponderEliminar
  11. Te sigo leyendo.
    Las promesas sin cumplir son como violaciones a nuestra esperanza. Y aun así, muchos vuelven a creerlas.
    Un beso.
    Al Nach de tu canción le he visto a menudo rondando mi ciudad. Es de aquí, claro.

    ResponderEliminar
  12. ¿Nuestras voces?
    Hace tiempo que se volvieron sordos. Como decía una pintada del mayo del 68:
    "Las cabezas de los políticos y los banqueros están llenas de arena: ¡construyamos playas!"
    La palabra ha de ser un arma cargada de futuro... y de plomo!!!!

    ¡No pasarán!

    Bss

    ResponderEliminar
  13. Empecemos, pero si no hay alguien que ponga orden como en una orquesta, esto se convierte en un "tótum revolutum"

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. suerte que en Francia no hagan una ley de seguridad ciudadana como la que nos quieren colar por aquí... porque si todo va como el partido en el gobierno quiere, va a ser hasta ilegal quejarse de lo que nos hacen...
    habrá que seguir saliendo, gritando y enarbolando pancartas... que remedio... al menos mientras nos dejen... y cuando no nos dejen, seguro que se nos ocurre algo...
    besos!!

    ResponderEliminar
  15. Si señora, si, mejor que decir es hacer, decía el General. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. ¡A la calle, a la calle! Contra las mentiras, contra la usurpación de nuestros votos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Gracias, querida amiga, por tu amable presencia en mi blog, por tu amistad, por tu cariño, por el tiempo y las cosas compartidas durante este año que se va. Te deseo una feliz Navidad y un venturoso año nuevo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. A por ellos, en Francia, en España y en dónde sea preciso.

    Preciosa es tu forma siempre, hasta para reivindicar, gracias por ello

    ResponderEliminar
  19. ¡¡ Exacto hay que ejercer la ciudadanía responsable y activa!!

    Mucho éxito,

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Nada peor que las quejas en el café, encogerse de hombros y dejar que otros se muevan (por ellos).

    A moverse. El interior lo clama.

    Besos, querida rebelde :)

    ResponderEliminar
  21. Cuesta creer que si gritamos servirá de algo, que nos escucharán, sin embargo cuesta aún más permanecer callados ante tanto despropósito.
    Tenemos que ser capaces de traer cambios, debemos creer en nuestra fuerza y mostrarla. Ahora más que nunca creo en el grito ¡Basta ya!

    Un beso y fuerza, Eva

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva