miércoles, 25 de junio de 2014

RECUERDOS EN EL BOLSILLO

Que se termina el año para nosotros, que estamos ya recogiendo, vaciando el casillero, programando conferencias para septiembre, reservando anfiteatros, abrazando a los estudiantes y felicitando a unos, y consolando a otros,  finiquitando entre cócteles a los que no voy y palabrerías en las que se cuelgan las infinitas sombras de la hipocresía. Que dejamos que nos plagien los discursos, que sinteticen la palabra, que disfracen de elegancia cuatro estupideces. Que los aplausos me lastiman, que los silencios cada vez más me llenan, que contigo le sobran al tiempo saetas para clavarse donde quieran en mi cuerpo. 


Y que la vida sigue con delirios tintados de fresa y malvas, que las ilusiones se bañan en escupideros, que nos queda la satisfacción de un año más entre los dientes del lobo saliendo indemnes, que ser mujer y dar órdenes no le gusta a ningún macho ni en España ni en Navarra, porque en el fondo todos prefieren las que no les digan más de lo que no les gusta oír, aún los que se dicen más liberales,  y que mantenerse en pie es un triunfo, y que ya me quedan pocas entradas para llegar a las mil, cumplir mi objetivo y cerrar la puerta.  Que es hora de tomar el tren, desde la misma estación de siempre, de dejar la ciudad y regresar a otra en la que nos cambiaron el nombre de las calles. Que de todo se cansa una, hasta de abrirse el pecho a descubierto, de contar mentiras, de decir verdades, de ficción y realidades, de expulsar voces, de vomitar nada.
Que estoy muy, pero que muy cansada, pero llegué a mi objetivo.  El 21, le canté a la vida, en la Sant Joan te besé en la boca.
Ahora debo protegerme en mis delirios, entre música y libros sin rasgar la sensibilidad escrita a mano.

Ahora, es tiempo de silencio. 
Me duele el pecho y la escritura que salda deudas, entre tú y yo, un limbo de calles sin nombre, una guía perdida en la ciudad sin manual de arquitecturas perennes, todo estaba en vilo tras un vidrio de azúcar y sal, y hay que tirar palante. Que la vida sigue hasta donde nos lleven sus pasos.







27 comentarios:

  1. Y esos pasos llegarán lejos, un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  2. Que tengas un verano lento y hermoso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Descansa, Zarzamora! Aprovecha el verano para hacer lo que no has podido y disfruta todo lo que puedas.
    Cuando llegues a las mil... pues a las dos mil ¿no?
    Bonnes vacances!!!

    ResponderEliminar
  4. Para mí que todo cansancio se conjura con ese beso en la boca... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué te vaya bonito el silencio y a reponer fuerzas.

    ResponderEliminar
  6. Se acaba una etapa, pero fuera, cerca o lejos te aguardan otras tan intensas o más que la cerrada. Todo se lleva mejor entre un Nosotros que un Yo.
    Espero que la salud te acompañe. De su mano todo es menos fiero.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que este verano te colme de felicidad, y sobre todo que descanses, que hagas lo que te salga de la "peineta" y hasta septiembre olvida lo cotidiano, que como decía mi padre, ya volverán a chorrear las canales. Besos EVA, y gracias por tu fidelidad en mi espacio: te lo agradezco de verdad.

    ResponderEliminar
  8. Buen verano, con esas zapatillas tendras todos los corazones a tus pies....

    ResponderEliminar
  9. En silencio o no, tus pasos dirán lo que tú quieras que digan.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. ¡Que se cumplan los deseos! y disfrutes de las vacaciones.

    Saltemos abrazotadas

    ResponderEliminar
  11. Que continúen pero sin zancadillas.

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  12. Dulces vacaciones, Zarza, que los pies ya curados, te lleven donde tu alma te lo pida.
    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Que el descanso y las vacaciones te hagan olvifar sindabores y acumules fuerza renovada suficiente.
    Que bien te vaya
    Fuerte abrazo, Eva

    Fuerte abrazo, Eva

    ResponderEliminar
  14. Eva, descansa, de todo y de todos, pero vuelve, que me acostumbré a leerte, y a visitarte.
    Por aquí estamos visitando el mar, a veces revuelto, a veces calmo.
    Buen verano, amiga.

    ResponderEliminar
  15. Como haces para escribir tantas verdades juntas. Muchas veces tambien me he sentido igual. Pero que bueno cuando podemos tomarnos un descansito en medio de una vida tan afanada. Espero estes bien. Buen dia y gracias por compartir. Bendiciones!!

    ResponderEliminar
  16. pues que tinguem sort, como dice la canción que nos dejas...
    y que me ha encantado el post (menos la parte de no sé que de cerrar al llegar a las mil, que de eso ya hablaremos otro día...)
    besotes!!

    ResponderEliminar
  17. Eva; que las disfrutes y, sobre todo que puedas hacer lo que realmente te pide tu cuerpo serrano.

    Besos hasta pronto..



    ResponderEliminar
  18. Disfruta.
    Atrás queda el año con sus cosas buenas y malas.

    Y sobre las zancadillas... inevitables.

    Besos, mi querida Eva

    ResponderEliminar
  19. A renovarse toca y lo demás vendrá o no...
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Querida Eva,ahora toca a recargar las pilas
    a zambullirse en aguas azules y a disfrutar
    como loca del verano.
    Habrá tiempo de pensar un curso nuevo.

    Un montón de besos

    ResponderEliminar
  21. Qué razón tienes y qué bien lo dices.
    Abrazos y felices vacaciones.

    ResponderEliminar
  22. Se llegó a final de mes, a final de año(para nosotros es fin de año :)) y el mediterráneo te abre los brazos (en Navarra no tienen) :) Síguele cantando a la vida...en Valencia siempre es Sant Joan (que no santa Rita)


    Bssss y a descansar!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  23. Volverás a la escritura porque, como dices, los discursos te aniquilan. Yo no voy ya a presentaciones de libros, salvo que el autor sea muy amigo, porque siempre hay varios que discursean para que los consideremos listos y no veamos sus vaciedades.

    La escritura es el acto más íntimo que una persona. También hay los que lo hacen para parecer "majos", pero otros muchos lo hacen porque es la única manera de luchar con uno mismo, rendir cuentas y llenar los vacíos de verdad con una ficción que es mucho más verdadera.

    Buenas vacaciones!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay otros que lo dicen simplemente porque sí. Porque si no lo hicieran se les moriría el alma y cuando presentan su libro se ha de ir porque somos más necesarios de lo que nos pensamos, NáN.

      Eliminar
  24. No hace falta ser mujer y dar órdenes a un macho para que no les guste. Simplemente con ser mujer y dueña de tí misma para que no lo puedan soportar.
    Y en esas andamos.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva