domingo, 21 de septiembre de 2014

A CÁNTAROS (III)

Arremolinar el aire
abandonada al arrullo de tu boca
bajo un aguacero de besos

para ya luego, salir abrazando al viento, y caminar sobre los charcos, y enlazada a una cómplice misantropía, chapotear como una niña,  y seguir las huellas de barro calada hasta los huesos, empapada por esa sempiterna tormenta que ya sólo  anida en mí.






P.S. Que ya está lloviendo, y porque más que ayer, aunque menos que mañana ha de llover a cántaros.


16 comentarios:

  1. Hace unos días llovió por aquí, un poquito solo, y estuvimos mirando la lluvia como si fuese la primera vez...
    Salu2 lluviosos.

    ResponderEliminar
  2. Perfecta síntesis de la felicidad, abrazos, besos...

    ResponderEliminar
  3. ¡con la la que tendría que caer y barrer y limpiar de impurezas y regar hasta pa siempre, y que no hay manera, no cae. Es que no cae, pese a Florenci Rei!
    pero tiene que llover, pordiós, a cántaros o a como sea

    besos.

    ResponderEliminar
  4. Sería bueno que la lluvia se llevara los malos momentos.
    Besos, bella dama.

    ResponderEliminar
  5. Hoy me ha tocado disfrutar la lluvia, ya tenia ganas... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado el aguacero de besos, aunque no me guste la lluvia, sí ese aguacero.

    Un placer leerte, Eva.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. En España tendría que llover a cantaros y que se llevara toda esta mierda que tenemos encima.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Tan efímeras las lluvias de besos y tan eternas las lluvias a cántaros.
    Menos mal que hay charcos que pisar y bailar. Y barros donde guerrear.
    Qué sería la vida sin ello...

    Te dejo un beso fuerte, querida Eva

    ResponderEliminar
  9. Benditas esas tormentas liberadoras de besos redentores!!!!!


    Bsss (los besos no eran los lunes???) :)

    ResponderEliminar
  10. Qué llueva, qué llueva. Qué llueva a cántaros.

    ResponderEliminar
  11. Para chapotear no olvides las coletas.

    Abrazotrote!

    ResponderEliminar
  12. También por aquí. Y por la fuerza, parece que caen los cántaros también.

    ResponderEliminar
  13. Una maravilla saltar por los charcos y abrazarnos al arrullo de ese paraguas rojo que un día nos regalamos en El Corte Inglés.
    ¿Por qué no se podrán repetir los buenos días que un momento vivimos?

    ResponderEliminar
  14. Hay tormentas de tormentas y las que llevamos dentro son más fuertes.

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  15. cuando voy a ver fotos sacadas por vos? esta en París! jaja...

    dale, las espero alguna vez... besos aguosos...

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva