miércoles, 3 de septiembre de 2014

De CITAS



No fue en septiembre... 
pero sí bajo un otoño, 
vestido
de Primavera.










Hubo tiempos mecidos en silencios y adioses de rencores, estaciones columpiándose más allá de nuestro olvido.

Pero tu mirada en la mía, ésa, petrificó la belleza más allá del olvido.


Yo sin ti, no quiero... como tampoco ni conmigo, así te quiero...



18 comentarios:

  1. Las miradas que petrifican el tiempo dejan los labios ardiendo más allá del olvido.


    Bss

    ResponderEliminar
  2. Me encanta ese setiembre vestido de primavera.

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  3. Hay bocas que dejan huella...
    Salu2, Madreselva.

    ResponderEliminar
  4. Cada día escribes mejor, jodia... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, ahora a las 22, España-Francia de baloncesto, a ver si con un poco suerte machacamos a los gabachos que no hace tanto nos jodieron ellos ...
    ¡VENGANZA! JAJAJAJAJAJA
    No, que gane el mejor, osea, nosotros jajajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Taxativas las decisiones. Total, si hay que olvidar, se olvida.
    ay, quë bien lo dicen estos S&S!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Los hemos barrido! jajajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Bocas y miradas que no se olvidan
    Me encanta Sabina
    Abrazos

    ResponderEliminar
  9. Imposible no relamerse ante el deseo...

    ResponderEliminar
  10. Hay momentos, al igual que miradas, que quedarán por siempre grabadas en el corazón.
    La canción con la que acompañas tu entrada, me encanta.
    Cariños en abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  11. que preciosidad!!
    y que maravilla tus letras, siempre...
    besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Ay Eva que maravilla de escrito, tan tú, tan contigo...
    Precioso de veras.
    Besos muchos, guapa.

    ResponderEliminar
  13. Te echaba de menos todo lo que llaman vacaciones...

    ResponderEliminar
  14. Precioso, cargado de romanticismo. Tengo envidia sana de lo bien que escribes. Un saludo :)

    ResponderEliminar
  15. Esos instantes tan fugaces, donde todo se detiene, deberían poder prolongarse al menos un día. Y por ley.

    Calas dentro con tus palabras.

    Besos, querida rebelde

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva