miércoles, 26 de noviembre de 2014

PIDE UN DESEO


¿Por qué hay momentos en la vida que nos pesan tanto que nos impiden volar hacia ese sueño, sintiendo el peso de nuestros pies anclado aún en el alquitrán del prosaismo del mundo?

Tonta pregunta.










Cuando esta mañana me levanté con tu sonrisa pegada a mi boca, y tu voz tras el auricular diciéndome, Nena, si sólo basta con pedir un deseo...
Y mientras lo hacía, pensé en aquella nube de la izquierda, aquella que dibujamos con la yema de los dedos a la que cada mañana le lanzo un beso.

Y sin pensármelo, imaginé una escalera y la saqué del desván de este día gris 


con  las zapatillas rojas




  y nos dibujé una ventana abierta al mar, 


Y escuché a la nube que me decía: 

Pisst, Pisst, 
Sube, 
peldaño a peldaño, 
hasta alcanzarme.






28 comentarios:

  1. Mmm que se cumplan todos tus deseos y...
    Gracias por este de nubes, escaleras y cielo.


    Un beso EVA ... ya es menos gris el día.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu relato y subir por esa escalera hacia la nube y pedir un deseo......
    preciosas imagenes acompañan a tus letras.
    Un beso enorme Eva

    ResponderEliminar
  3. "Rabo de nube" es un excelente tema para acompañar esta reflexión tuya, querida Eva. Pero precisamente tus últimas palabras declaran el secreto.
    Me gusta soñar, pero sé claramente que mi sueño no va a caer del cielo si no me esfuerzo. La escalera implica el esfuerzo propio. Por eso creo en los sueños realizables, esos que nosotros mismos hacemos realizables...

    Abrazo grande y felicitaciones por tu entrega.

    ResponderEliminar
  4. Joooo, que bonito, Eva. Esto es para borrar esos momentos pesados que nos lastran al suelo impidiéndonos volar.
    :)
    Precioso de verdad.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Hoy es uno de esos días que estoy tan pegada al puto suelo que ni tu entrada me sube p'arriba.

    ResponderEliminar
  6. Y gracias a nuestros sueños y esa divina imaginación que todos poseemos, seguimos enganchados con fuerza a la esperanza y luchamos por hacer cumplir todos esos anhelos que nos dan vida propia...

    Me ha encantado, Eva...
    Gracias, hoy necesitaba sentir un poquito de luz y tu relato me ha llenado de magia...
    Mis cariños ♥ Y feliz Miércoles.

    ResponderEliminar
  7. Que esa escalera te suba al cielo, y cumplas todos tus deseos. Yo la verdad es que de momento no me puede quejar así que tampoco quiera abusar con pedir demasiado: haré como el del chiste: "virgencita de Lourdes que me quede como estoy".

    Besos EVA y que pases muy buen día.

    ResponderEliminar
  8. Supongo que todos arrastramos mucho lastre.
    Ojalá pudiéramos hacer como las "Montgolfières".
    Salu2 aeronávicos, Zarzamora.

    ResponderEliminar
  9. Pura poética salvaje! Un placer leer narrativa poética (en palabras e imágenes) Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Motivadora entrada para burlar los grises, necesaria escalera para abrir paso entre las nubes que cubren los sueños.
    A mi a veces se me parten los peldaños y me doy unas desbaratadas que ni veas, pero martillo en mano los reparo y continúo el intento.

    Me prestas las zapatillas rojas????

    El tema de Silvio, ni que te cuento

    Abrazos muchos, Eva

    ResponderEliminar
  11. Soñar es lo más barato que hay y mientras estamos en esa nube, todo parece mejor y muchas veces cuando nos bajan de un hondazo a la realidad, el sueño se nos queda por un rato y enfrentamos eso gris que nos atrapa con mejor humor.
    Además sabemos que podemos volver en cualquier momento a esa nube viajera.
    A subirse a esa nube y a volar, linda Zarza.
    Abrazo nuboso.

    ResponderEliminar
  12. La imaginación es mágica.

    Linda esa escalera que llega a la nube.

    Precioso texto, puede dar para más.

    Besos Evita.

    ResponderEliminar
  13. Hola,vengo siguiendo tu blog por recomendación y creo que tendré que agradecerlo pues me parece un lujo adentrarme por aquí.
    Dices,tonta pregunta, no parece tan tonta, después de contestar con ese genial relato posterior exento de prosaísmo y lleno de armonía y encanto poético en el que vuelas como una mariposa de un instante cotidiano al fabuloso mundo de la imaginación.
    Por cierto, ¿alcanzaste la nube? seguro que en ella estaba el deseo.

    Encantado de pasear por tu lugar, saludos.

    ResponderEliminar
  14. Sonrío...

    Esa escalera es una maravilla.

    Besos, mi querida rebelde

    (Te extrañé)

    ResponderEliminar
  15. Un día tenemos que subir juntos por esa escalera tuya maravillosa :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  16. Muy bonito, Eva.
    Sembrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. No bajes de esa nube, sigue ahí arribita, volando con tu imaginación para seguir contándonos tantas cosas bellas con la magia de tus letras.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  18. Tengo apalabrados dos deseos, bueno, tres. Pero el Silvio y su Rabo de nube se resiste ha ceder ni miaja!
    ains, si fácil fuera llegar y trepar escala arriba arriba arriba arriba!!!!!
    ains, digo!!!!
    (por cierto, esta, de las mejorcitas del Silvio, si no la mejorcita...)
    bs, Eva

    ResponderEliminar
  19. Qué bien escribes, jodia :)
    Te recuerdo, no lo olvides...

    ResponderEliminar
  20. Por todas partes, hay escaleras, para bajar, para subir, para atrapar.... Besos besos peldaño a peldaño.

    ResponderEliminar
  21. Bellísimas letras. Sin embargo creo que tampoco debes darte el lujo de forzar situaciones porque tú sabes que a la larga se convertirán en tu propia trampa, en tu infierno. No puedes ser ingrata contigo misma, neg´,andote a esa nueva oportunidad, de encontrar tu felicidad.
    Escucha ese…pisst…pisst.. de la nube, y vuela, o sube peldaño a peldaño, eso no importa preciosa, pero a ese cielo.

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  22. Los deseos no se piden, se toman. Las escaleras son para subir a las nubes y ponerles una silla de montar.... al galope por todos los mundos que, aunque fugaces, dibujan, borran y recrean sueños e ilusiones.


    Bsss amazona de las nubes.

    ResponderEliminar
  23. Hola Eva: he recaido en tu blog y me gusta lo que he leído, así que si ni te importa me quedo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Esa nube de la izquierda ojalá trajera un cambio grande y luminoso.
    Besitos, mi Zarzamora.

    ResponderEliminar
  25. En respuesta a tu pregunta, digo yo, que será cuestión de valores el estar con los pies en el suelo y no dejarnos llevar. Ahora, que tambien se pueden hacer excepciones :)

    Bss.

    ResponderEliminar
  26. Que los deseos te empujen, Eva, pero que no te encadenen.
    Besos.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva