miércoles, 7 de enero de 2015

(...)



Es una mañana como otra cualquiera, sales de casa, y de pronto tu vida se para.


Y aún sigo en estado de choc.
Dos amigos periodistas han muerto esta mañana de entre las 12 víctimas del atentado a Charlie Hebdo y una parte del espíritu rebelde del 68 con ellos, por ser “politiquement incorrects”.
Y yo me cago en Dios.

P.D. Agradeceros vuestros correos, llamadas telefónicas y preocupación. No puedo escribir nada todavía, y en caliente menos por la seriedad del tema, y llego ahora pero ya  estoy por salir para Republique. Ahora lo que toca es acompañar el duelo en silencio, y decir lo que ellos mismos hubiesen reivindicado dibujando al frente de una redacción libre: 
Manifestad hasta el último aliento el derecho incuestionable de la libertad de expresión.



26 comentarios:

  1. Difícil mantener el equilibrio ante situaciones así.... Seres ¿humanos?
    Si los dioses existieran hoy estarían todos horrorizados.

    ResponderEliminar
  2. El fanatismo de cualquier signo carece de sentido del humor y de tolerancia hacia el disentir de los otros, pero lo más detestable es el desprecio hacia la vida ajena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy no podría.
      Ya en su momento, contestaré a los defensores de esta barbarie.
      Si por desgracia los hay...

      Eliminar
  3. la barbarie en nombre de dios se repite a lo largo de la historia

    un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy no...
      Mañana, Noel ya escribiré, de poder hacerlo.
      Ante mi manera de entender la vida, barbarie alguna es, ni sería justificada ni justificable.

      Eliminar
  4. Lleva mi corazón en tu mano y mi pluma ácida en tus pasos.

    ResponderEliminar
  5. Cuando esta mañana escuché la noticia por la radio, inmediatamente me acordé de vos. Me asomo simplemente para darte un abrazo calentito, sin palabras, Eva.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuánta intransigencia y comedura de coco!
    Salu2, Zarzamora.

    ResponderEliminar
  7. Lo siento tanto Zarzamora. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Querida Eva , no sabes la reía que siento de ver que a estos asesinos todavía no los han cogido , seguro que luego pedirán derechos humanos , sí los condena perpetua. Mi más sentido pesame por lo de tus 2 amigos y a sus familias también , besos vestido s de luto de tú amiga flor .

    ResponderEliminar
  9. Quise poner rabia , y me salió reía .... Perdoname por favor ya que con los moviles el teclado es muy pequeño y las letras no salen bien.

    ResponderEliminar
  10. Lo siento infinitamente.

    Sobre todo como no por las víctimas del fanatismo enfermo de estos tres indeseables que han segado sus vidas injusta y absurdamente hoy y tb por la disculpa que en ello van encontrar los cafres del otro lado, los xenófobos para cargar contra todo lo que huela a diferente.. hoy han matado a todos los que creemos en la libertad y el respeto, con sangre de periodistas que han ejercido ambas cosas.


    Un beso enoorme Eva.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Terrible!! Cayó como un balde de agua helada.

    ¡¡Increíble!!

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  12. Paco Umbral dijo:

    "El periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las putas advertidas y al Gobierno inquieto"

    Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  13. Contra esa matanza y ese terrorismo no puede haber defensores, pero tampoco debemos de dejar de preguntarnos ¿porqué ocurre? y no debemos de ser simples en las respuestas.

    Siento tu dolor ya que además son amigos tuyos.

    ResponderEliminar
  14. No hay palabras que puedan consolar en un momento así, por eso te tiendo mi mano, te doy un beso y te acompaño en silencio, con un cargamento de pañuelos para poder desbordar todas las lágrimas que necesites.

    una lluvia de besos, preciosa

    ResponderEliminar
  15. Respetamos tu duelo y el de estas familias y sobre todo no hay palabras para describir esta barbaridad segar vidas , todo por el fanatismo y la intolerancia a la libertad de expresión.

    Un beso Eva.

    ResponderEliminar
  16. Acompaño tu dolor y mi solidaridad y mi repudia ante semejante irracionalidad.
    Besos miles y ánimo.

    ResponderEliminar
  17. Lo siento mucho, y lo único que puede hacer es mandar ánimos y fuerza, para superar esos trances que nunca se olvidan. Pero el fanatismo y las religiones son enfermedades incurables.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  18. Es absolutamente terrible lo que ha pasado y lo que está pasando, se queda uno mudo de estupor...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  19. Una tristeza infinita que deja sin palabras... Hay que pausar un poco para procesar todo y luego seguir todo aun con más ganas, que no logren que nadie decaiga.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Muertes de inocentes que no solucionan nada, ni callan y ni van a callar a nadie. ¿hasta cuando esta sinrazón?

    Un beso, Eva.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva