lunes, 23 de mayo de 2016

PENSÉES III



Y es que llega un día en el que una se cansa hasta de leer ombligos...
así bien sepa leer,  y aunque el suyo vaya...  y-  también sepa que valga lo que valga-  va y hasta descubra que le basta, y en él, descubra su mundo... u otros subyacentes... y que poco importa ya quienes sepan leerse/ o leer en él.

;)

42 comentarios:

  1. Wow, ¿este es un escrito tuyo? de verdad me gusta mucho cómo utilizás "y", también "leer" como leitmotiv de este texto, parece un tejido, sorteado y lleno de curvas, pero con un final que culmina de lo mejor.
    ¡Mundos subyacentes! me encantó de verdad.
    Saludos
    A.

    ResponderEliminar
  2. Wow.

    Pué sí.

    Lo que te puedo asegurar es que no es de mi tía María, la de Benifaió...

    Saludos
    E.

    ResponderEliminar
  3. jejejejeje

    Apapachos teporochos!!!!

    jajajajaja

    alcancé a leerlo! ;)

    =))))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno!!!

      Otra de apapachos d´esos, Li-fi.

      Eliminar
  4. Ya te digo...

    Besos, mi querida Rebelde y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Verónica.
      Muchas gracias...
      Te adoro, cielo.
      Son tantos años ya... y tanta lealtad como el primer día.
      Diciendo poco, y leyendo y escuchando(nos).

      Eliminar
  5. jajajajaja Ese comentario tuyo al comentario otro, vale un Potosí...jajaja :)
    Te quiero coraçao :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Leer, leerse, escribir, escribirse, ¿acaso hay diferencia?
    Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  7. Bieeeennnn, volví a encontrarte, mi querida Eva!!!
    Una círculo tan pequeño en nuestro cuerpo y cuánta metáfora.
    Mi abrazo alegre y cariñoso, tesoro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el mío abrazándote,y a ti, toda, todita, y entera...
      ;)

      Siempre que te leo y sé de ti, me iluminas los días.

      Eliminar
  8. El ombligo es un lugar atractivo y en donde se acumulan pelusas

    Tú eres un ombligo precioso

    ResponderEliminar
  9. ¿Yo leerme a mi? ¿Para qué? Si sé que es lo mismo de siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nahh.
      No es cierto, tienes relatos muy sabrosones, Chaly.
      Besos.

      Eliminar
  10. Me estoy volviendo disléxica y disortográfica, querida Zarza.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, cuando ese día llegue, permíteme ser tu lazarilla y tu escribidora...
      Tus letras son para mí, alas y bálsamo, y pura belleza dentro de la mediocridad medioambiental.

      Besotes, Bella Dama.

      Eliminar
  11. Gracias por tus letras y por tu música.
    Mañana pinchas en mi caseta de Feria. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale.
      A nada de lo que tú me pidieses, podría yo negarme, linda.
      Además de ser todo un honor.

      Besos, gitana wapa!!

      Eliminar
  12. Jajajajja, una ombligomanía subyacente, yo estoy en parvulitos...:)

    Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que a ti, Mayra, todo te queda de lujo, hasta los pañales...
      ;)

      Besis.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Graciasssss.
      Aynsss cuánto tiempo sin saber de ti!!!

      Me alegra tu regreso.

      Besos, relinda.

      Eliminar
  14. ¡AH! ombligos subyacentes.

    Besos Eva.

    ResponderEliminar
  15. Ingeniso de verdad. Pobres las Odaliscas!!! :( beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellas están a salvo, Demian.
      Y las de Ingres las que más...
      Será porque soy muy de turbantes en el pelo?
      Igual.

      beso.

      Eliminar
  16. Me encantan los ombligos de los demas....

    ResponderEliminar
  17. Respuestas
    1. Y es que no hay mejor lugar adonde asirse...
      Los ombligos se quedan pequeños a la larga.
      ;)

      Besos, Pedro.

      Eliminar
  18. siempre me sorprendes con tus pensamientos. Me has dado una idea para el verano, ya se en que me voy a pasar las horas en la playa.... leyendo los ombligos al sol.

    ResponderEliminar

  19. Cada día dudo más lo que leo, entiendo, si los demás se miran mucho o poco, e incluso si yo tengo o no ombligo ;)
    Lo que no dudo y te agradezco muchísimo, son tus buenos sentimientos, mil gracias EVA, de corazón.

    Un beso grande!


    ResponderEliminar
  20. El altruismo no es de todos...
    Pero el ombliguísmo, sí lo es, y de la humanidad entera.
    Sólo que no todos somos capaces de confesar lo que oímos, vemos y a veces deberíamos callar.

    Y haces bien no dudándolo, tengo pocos de esos, pero cuando brotan suelen ser de los buenos.
    No sabría fingirlos y menos para quedar bien.
    Me vas conociendo...

    Otro enorme para ti, María.

    ResponderEliminar
  21. Pues yo también te doy un beso de corazón.

    ResponderEliminar
  22. Pues sí hay mucha ombligomania sin haberse parido. Pero así va el mundo Zarza a ombligazo limpio. Se gestan ombligos alcalinos y durán durán durán
    (cosas mías) y de mi ombligo, supongo.
    Buena semana

    ResponderEliminar
  23. Estoy leyendo seguidas tus últimas entradas y siento como un hilo que las conecta unas a otras y todo el rato esa sensación como si nos susurraras; "estoy hablando de mi, estoy hablando de ti". Es casi onírico...
    Un abrazo niña.

    ResponderEliminar
  24. que sepas que me hacía leer esto... no te imaginas cuanto!!
    me has venido bien, así que gracias!!
    y más besos!!!

    ResponderEliminar
  25. Siempre es bueno leer y que alguien nos escriba, claro.
    Salu2 lus.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva