sábado, 27 de agosto de 2016

Desmemoria 1



-   Dime que me querrás siempre, y que no me engañarás nunca.
-   Sí, Pepe.
-   -   No soy Pepe, soy Roberto.

-Es mi Alzheimer galopante…
- - Tienes 33 años, chata.
-Está científicamente demostrado que puede aparecer en edades tempranas.
-- No me cuentes milongas.
-- Vale, Rodrigo.
- - Soy Roberto.
- - Roberto, recuerdas aquellos días en la playa, con aquella luna, sus estrellas, y…
- -  Soy de campo, Aurora.
- No soy Aurora, soy Soledad.
- -  Ah, ha de ser eso.


Moraleja:   Cuando dos discuten, es porque uno quiere.




P.S. Estos diálogos que iré publicando ya han sido publicados en la revista en la que participo desde que me instalé en París. Están traducidos del francés por mí misma. Esta serie está dedicada a la Desmemoria.





27 comentarios:

  1. Acabo de actualizarlo.
    ¿Alguna vez te he dicho que cada vez que vuelves es una mentira que me sabe a todas tus verdades?
    Contigo, siempre, pero como Sabina, que es lo que mejor se nos da, a los de Piel Rota ;)

    Nos vemos.


    ResponderEliminar
  2. Delicioso ;)
    Gracias por traerlos aquí.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Uy!
    Me ha encantado este post, incluso he copiado la foto para mandarla lejos... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  4. Muy buen diálogo, de fina ironía... está bueno recurrir al "alemán" cuando se mete la pata.
    Muchos besos, querida Zarcita, en este sábado lluvioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, por suerte, y como buena judía...
      Ya están todos "los alemanes" para acabar de "joderme" y jodernos...
      Espero que llueva y mucho...
      Muchos besos.

      Eliminar
  5. Muy buen diálogo. Felicitaciones Eva. Eres muy buena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta la frescura con la que escribes . Muy bueno

    ResponderEliminar
  7. Aún recuerdo cuando vimos por primera vez Keops, y al fondo el Amazonas. Fue tan bello viajar a Europa

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno. Bienvenida, espero que lo pasaras bien. Se notaba tu ausencia.

    ResponderEliminar
  9. muy interesante tu punto de vista,
    te mando un beso

    ResponderEliminar
  10. Hay veces que quisiéramos estar en otro lugar.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me viera inmerso en un dialogo así, al final me rindo y me termino riendo.

    Más saludos, Zarzamora!

    ResponderEliminar
  12. Me ha recordado al chiste: ¿por qué te diriges a tu mujer llamándola "cariño" tan enamorado sigues de ella?.
    -Es que no me acuerdo de su nombre.

    ResponderEliminar
  13. Hay una verdad, que estás de vuelta y que me sabes a verdades.

    Un abrazote grande, mi rebelde, agradecida por tu presencia, por ese saber estar.

    ResponderEliminar
  14. Saber olvidar es saber vivir, o eso dicen quienes así lo prefieren.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  15. ¿no se habrán equivocado ambos de persona? Tal vez Aurora esté con Pepe o con Rodrigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Será... :D
    Muy bueno este diálogo, la vida misma en el desatino de la desmemoria que ampara tantas dualidades.
    Será un placer leer estos diálogos.

    Me alegra tu vuelta. Tus palabras se echan de menos.

    Un beso enorme, querida Rebelde.

    ResponderEliminar
  17. Por eso algunos(as)expérimentados, prefieren, en ciertos momentos privilégiados... cerrrar los ojos y exigen el silencio.

    ResponderEliminar
  18. Sí, apetece desmemoriarse (siempre que sea voluntariamente). Y así decir: Ven, juguemos a no recordar. A ignorar quien eres, y a que no sepas quien soy. Permite que tus ojos me miren, siempre, con el asombro de la primera vez. Y yo inventaré, día tras día, un nuevo nombre para ti, para descubrir contigo lo que aún no sé de ti y lo que no recuerdo de mi.

    Mi memoria echaba de menos tu forma de sentir, de vivir, tesoro. ¡Por fin aire fresquito! Me encantó tu escrito, cielo. Quiero más (cara de posesa cuando lo digo) (guiño) Ben retrobada, reina. Besets!

    PD: Me visto de gondolera. Sabina ¡Voy!


    ResponderEliminar
  19. Filósofa y poeta, así te siento a ti. Me rindo ante tu ironía fina . Un abrazo bien grande

    ResponderEliminar
  20. me encanta!!!
    además, yo últimamente le echo la culpa de todo al alzheimer... porque no sé donde tengo la cabeza, pero no es donde la debería de tener... así que olvido más de lo que recuerdo...
    besos!!

    ResponderEliminar
  21. Hola Eva, me ha encantado el diálogo. Me ha llevado a la película Gigi cuando cantaban eso de I remember it well.
    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  22. Y muy bien que haces participando en esa revista. Es un tema duro este, pero es bueno que la gente se conciencie de ello, ya que nadie estamos a salvo de padecerla.

    Besos EVA.

    ResponderEliminar
  23. Invariablemente el Alzhéimer me conduce al recuerdo de un buen amigo español cuya madre lo padece. A veces cuando le apetece me cuenta las vivencias en extremo duras con ella. Cuán duro debe ser estar en los dos extremos.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Hay gente que se empeña en crear conflictos... y los crea, ¡vaya si los crea!
    Salu2 pacifiques, Zarzamora.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su Madreselva