domingo, 10 de febrero de 2019

SERENDIPIA* 3

Resultado de imagen de luna lunera



Este invierno tan extraño como travieso ya casi se nos se va bostezando, y se arrastra melancólico entre los días de tormenta y las noches de lluvia persistente, como para decirnos que llegó tarde, pero que quería hacernos un guiño antes de marcharse.  


Sacamos por fin los paraguas del armario y guardamos las pupilas detrás del espejo.


Dejamos las hojas secas en el asfalto cubiertas de lluvia para volver a soñar un invierno, bañando los recuerdos cobijados bajo la inercia del tiempo, emprendiendo así de nuevo el camino de las chimeneas.





Como hace tiempo que ya no salgo en las fotos de familia,  ni recorto ideas, ni me maquillo para encontrarme  en mis cuadernos de viaje, tampoco me pongo a mirar por el retrovisor lo que ya fue. Me conformo con atesorar las ausencias, acurrucando palabras, frases, historias de lo observado y lo vivido, sabiendo que regresaré  al despeñadero de lo conocido como  volveré  a mi exilio cotidiano.




Lo que más me gusta del transcurrir de las estaciones que siempre asocié a los ciclos de una vida, es la etapa del tránsito, la del abandono a un tal vez, a lo que ha de ser y será, o no, y la mimo como una mera espectadora que se asobina ante el miedo a un mañana empañado de tristezas que sabe que irá menguando entre el calor de unas sábanas por estrenar, o un metro por el que cada mañana navegarán y naufragarán,  acompasada a nuestra mirada, la solidaridad de otras miradas tristes, o las citas,  que ilusionados, nos quedarán por envolver en papel de celofán.


El no haber sabido vivir la vida como un destierro voluntario, y el haberme negado a ser protagonista inclusive de mi propia película, me hace regresar a la guarida, con nubes  de color rosáceo pero sin humedad en los huesos,   aprendiendo que la rutina de las estaciones tiene el tinte descolorido de lo conocido, y que bajo su manto logramos sentirnos protegidos por una masa de recuerdos, que en un descuido, puede bañarnos con sus lágrimas de perlas, o bien abrazarnos a los brotes de las flores de un cerezo, o a los árboles que ya andan inquietos esperando su Primavera, o a ese beso tuyo, improvisado, que es mi serendipia.







Auto-plagio de 2014     AQUI


30 comentarios:

  1. Todo acaece

    De manera inesperada

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Un beso lunero, para Bertha, JLO y Dyhego - a quien desde que nos transitamos le va uno dedicado según el post-, y que hasta eso alguna ha plagiado...;)

    No merece la pena exponerse.
    Como no la merece dar explicaciones.

    Lo mejor irse... y dejar paso a lo que os quede por ver.´
    Y moderación de comentarios hasta la vuelta;)

    Bss a todos.

    ResponderEliminar
  3. Otro beso lunero o no, pero con mucho cariño, hasta que decidas volver.

    ResponderEliminar
  4. Pues que tengamos serendipia a raudales... :)
    Pero yo si creo que has sabido vivir la vida, al menos, muy valientemente... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Este invierno nació enfermo y no tardará en morir.
    Como todo lo que nos rodea ha sido una estafa.
    Atesorar ausencias... sí, en eso soy millonario....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí mucho fraude, fiasco y estafa allí donde vas. Pero sarna con gusto a algunos ni les pica.
      No eres tú solo...

      Eliminar
  6. Confiar en el fluir, o no esperar nada más allá de lo que nos depara la vida. Eso escucho.

    Me transmite calma

    Besos, Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Expectativas, las justas...
      Atravieso cierto remanso de paz. Sí.
      Besos, Alís.

      Eliminar
  7. Zarzamora:
    por alusiones, muchísimas gracias.
    En no recuerdo ahora qué novela de Antonio Muñoz Molina, el escritor hacía unas aclaraciones sobre el tiempo que me resultaron muy interesantes. Frente a sus padres, agricultores, para los que el tiempo era circular: el ciclo de las cosechas. Para él, el tiempo era lineal.
    ¡Y este invierno! ¡Madre mía, más loco que una cabra!
    Salu2 tridimensionnels.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que desde que nos comentamos, ya por el 2012, en cada entrada tuya dejaba Bizz + algo relacionado con tu post.
      Y estoy cansada de plagios...
      Como un cencerro, sí. Ayer primavera aquí.

      Bizz saisonnières, murcianico.

      Eliminar
  8. Vivaldi tambien cantaba las estaciones.
    Que rabia; ni en el dico encuentro a "serendipia",kesako ???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Une rencontre inespérée et fortuite. Le destin...
      Un causalité/casualité

      Eliminar
  9. En cuanto a las estaciones, aquí el verano ha enloquecido entre días otoñales y otros sofocantes.
    En medio de lo inesperado de la web, fuiste una serendipia para mí.
    Abrazos grandotes, Zarcita linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El invierno juega a la ruleta rusa y acabará con un balazo cualquier día de estos.
      Y tú también para mí.
      Abrazos enormes, mi Bella Dama.

      Eliminar
  10. Que decirte querida Eva. Te dejo besos luneros y muchos más.

    ResponderEliminar
  11. Intuyo tranquilidad en tus palabras.... calma.
    Y eso es todo lo que yo necesito hoy.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Este invierno que ya huele a primavera
    con las magnolias en flor nos levantan el ánimo.
    Y sigue girando la tierra y la vida.

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, y cada vez con un aire más irrespirable.
      Besos mil.

      Eliminar
  13. Tu confesión rezuma asunción y serena melancolía pero dejando la puerta abierta al devenir.

    Hermoso en su contenido, con bellas imágenes, reflexivo.

    Ahí estás tú, desnudándote con palabras.

    Y me gustan tus palabras porque muestran tu desnudez sin envoltorios ni corazas; lo que de verdad se quiere necesita de ello.

    Un beso querida Eva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *no necesita, quise decir.

      Sorry, me negué la negación, aunque sin la negación, creo que el concepto se entiende igual.

      Eliminar
    2. Así es Manel, ya que más tarde o más temprano los envoltorios como las máscaras van cayendo una tras otra... y si bien mucha gente pretende hacernos creer lo que no son, los autoengaños tienen los días contados.

      Gracias por tan amable comentario.
      Un beso, mi querido desmemoriado ;)

      Eliminar
  14. -Luna lunera cascabelera:que bonitas son estas letras y sobre todo, esta chiripa que tienes para llamar a cada cosa de una forma tan normal. Sin adornajes que es lo que le quita esencia a todo.Esos ciclos vitales, que de vez en cuando nos cuelgan en nostalgias , son como estas estaciones que juegan a desordenar pero como bien dices te asobinas y vas dejando que transcurra.

    Un beso grande que mañana es San Valentin a ver si me reconoce:(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mí, ese, angelito, que pase de largo...
      je.
      Gracias por pasarte por tu beso lunero.

      Un beso chiripa, pa mañana;)

      Eliminar
  15. Sólo faltó JLO en este lunes, pero anda de vacaciones..

    Y no sé si lo perdono...
    Ja.

    ResponderEliminar
  16. Queda adaptarse y tratar de atesorar los buenos, aunque efímeros, momentos.

    "Dejamos las hojas secas en el asfalto cubiertas de lluvia para volver a soñar un invierno, bañando los recuerdos cobijados bajo la inercia del tiempo, emprendiendo así de nuevo el camino de las chimeneas."

    Ni te imaginas cómo me tocó...

    Besos, Eva.

    ResponderEliminar

Rebeldes que dejaron su zarzamora